SEVILLA

Oreja para un importante Emilio de Justo en una desfondada corrida de Garcigrande

Carlos Crivell
martes 16 de abril de 2024
La espada privó al extremeño pasear dos orejas, una de cada uno del mejor lote de una desfondada corrida de la divisa salmantina; buena imagen de Ginés Marín

Emilio de Justo se lució con el capote en el segundo, toro justo de trapío y muy flojo de remos, que en la muleta desarrolló nobleza gracias al buen trato del matador. Tras dos series de prueba con la derecha, se pasó la muleta a la izquierda para redondear seis tandas en las que mimó la noble embestida del toro. Le echó los vuelos y ligó los pases en una loseta. Lo mató de una buena estocada. Una oreja.

Luego el extremeño paró al quinto con lances rodilla en tierra. El toro cumplió en dos varas. Quitó por chicuelinas Ginés Marín con buen estilo. La faena de De Justo se basó en seis tandas cortas con la derecha, muy ligadas y con templanza. Por la izquierda no hubo acoplamiento. La música acompañó a toda la faena del extremeño. La espada quedó muy trasera. Saludos.

El sexto tomó la primera vara en el picador que hacía la puerta. Se comportó como un manso sin fijeza. Ginés Marín se dobló por bajo de salida. El toro desarrolló un molesto gazapeo. Toreó con voluntad por la derecha sin lucimiento. Más sobre la derecha sin poder ligarlo. Le atacó para sacar una tanda meritoria. Por el pitón izquierdo fue imposible al quedarse muy corto. Volvió a la derecha para conseguir una tanda más limpia. Y aún siguió con más derechazos voluntariosos y con exposición. Mató de una estocada. Vuelta al ruedo.

Ginés Marín lanceó de salida sin apreturas. Se cubrió el tercio de varas sin nada reseñable. El toro llegó aplomado al último tercio, donde el diestro no pudo ligar los muletazos en una labor muy voluntariosa pero infructuosa. Acabó entre los pitones con el toro completamente parado. Mató de estocada corta. Saludos.

El primero fue un toro basto de hechuras, sin cuello y con muy pocas fuerzas. Cayetano lo paró con lances de buen corte. Tomó dos varas sin entrega. El toro acusó una notable blandura y falta de clase. Cayetano toreó muy despegado en dos tandas con la derecha y dos con la izquierda carentes de emoción. Mató de estocada trasera. Silencio.

La lidia del cuarto fue un trámite rápido. El toro fue un compendio de falta de fuerzas y clase. Cayetano pasó desapercibido en el saludo de capa. Se lució en un galleo por chicuelinas para llevarlo al caballo. Con la muleta, una por la derecha con el toro besando el albero y otra por la izquierda en la que se quedó corto. Se fue a por la espada y lo mató de una estocada tendida. Silencio.

Plaza de toros de la Maestranza de Caballería de Sevilla. Martes, 16 de abril de 2024. Décima de abono. Toros de Garcigrande, . Cayetano, silencio y silencio; Emilio de Justo, oreja y ; y Ginés Marín, ovación y vuelta al ruedo. Entrada: Casi tres cuartos.

Incidencias: Cayetano Rivera Ordóñez pasó a la enfermería tras resentirse en el brazo derecho al término de su faena al cuarto. Parte médico: “Contusión en la musculatura tricipital del brazo derecho. Buena movilidad. No signos de fracturas ni afectación neurológica. Se aplica tratamiento antiinflamatorio local y oral. Pronóstico menos grave. Continúa la lidia.”

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando