FERIA DEL ARROZ
(Foto: Guillermo Lorente)(Foto: Guillermo Lorente)

Triunfan Román y Posada de Maravillas en Calasparra

Ovación y silencio para Luis Rivera
José Francisco Bayona
viernes 06 de septiembre de 2013

FOTOS DE GUILLERMO LORENTE DEL FESTEJO

Arrancó la primera de las novilladas picadas de la Feria del Arroz de Calasparra con dos triunfadores: Román y Posada de Maravillas. Ambos cortaron dos orejas y salieron a hombros en un festejo en el que se lidió una novillada de San Miguel que contó con utreros de alta nota.

De fuertes hechuras fue el primero de la tarde, estrecho de sienes, astifino. Y medido de fuerzas. Tomó un puyazo empujando, llevando después la cara muy suelta en la muleta. Corto el recorrido y su sentido, creciente. Deslucido y complicado animal. Faena seca de Luis Rivera con momentos importantes con la mano izquierda. Perfecto planteamiento técnico: acierto en las alturas y distancias para extraer lo poco que tuvo el hondo novillo que, afortunadamente, no tuvo poder. Por el derecho, imposible. Estocada ligeramente trasera. Ovación.

Destacó la firmeza en los lances de saludo de Luis Rivera al cuarto, bien hecho, serio pero más bonito por delante, hondo y fuerte. El ejemplar fue noble pero de fondo muy escaso. A las manos del malagueño fue a parar el lote más desagradecido. Muy seguro el novillero a pesar de todo. Faena larga, de imposible brillo pero de indudable esfuerzo y buen oficio. Pinchazo y estocada trasera dieron paso al silencio.

Más fino de hechuras fue el largo segundo, igualmente serio por delante. Mansito, estuvo a punto de arrollar de salida a Román un par de veces por lo imprevisible. La res tomó un buen puyazo, saliendo suelto a la salida. Templada y muy torera fue la apertura de faena, por bajo. Rompió el novillo a embestir con gran calidad y temple. La fuerza, justa. Y la faena de Román, de verdadera categoría. A pesar de esa justedad de fuerzas del utrero, el valenciano no dudó en correrle la mano con media muleta arrastrando por el suelo. No pudo exigirle demasiado al principio, pero a medida que la faena avanzaba los muletazos tuvieron cada vez más redondez, más profundidad. Soberbio un circular finalizado en cambio de mano y una poncina larguísima rematada de la misma manera. Los pases de pecho, enormes. A la gran seguridad de Román se unió en dibujo exquisito de una faena larga y muy a más. Se tiró muy recto con la espada, pero cobró un pinchazo primero y una estocada trasera de la que salió volteado después. Por eso sólo paseó una oreja, pero la obra era de dos y el novillo, de vuelta.

Con cuatro preciosos lances a pies juntos recibió Román al quinto, otro novillo fino de hechuras que llegó a la muleta costándole repetir las secas y vibrantes embestidas. Román le ganó la partida con suficiencia en una faena de sorda importancia, presidida por la seguridad y la firmeza, en la que sobresalió una tanda de tres naturales y el de pecho. Estocada trasera y caída sin puntilla. Oreja.

Estrecho de caja, fino de hechuras y astifino desde la mazorca era el descaradísimo tercero. Cantó poca fuerza de salida. Se le dio poco en el caballo y empezó a venirse arriba en banderillas, aguantando definitivamente el novillo, que rompió a embestir con vibración y casta. Posada de Maravillas, enfibrado, con un encaje muy especial, le pegó muletazos fantásticos en una faena ligada con importancia porque el novillo de San Miguel exigió mucho. Una trincherilla doblándose y otra de pie fueron dos carteles de toros en el cierre. Espadazo sin puntilla. Dos orejas.

Bien hecho, bonito por delante, hondo y fuerte el sexto. Pasado de romana incluso. Rebrincado, defendiéndose y avisándose en cuanto a juego. Posada de Maravillas se justificó llevándose delante de él con la muleta más tiempo del que mereció el novillo. Dos pinchazos y estocada sin puntilla. Silencio.

Calasparra (Murcia), 4 de septiembre de 2013. Segunda de la Feria del Arroz. Primera novillada picada del ciclo valedera para la Espiga de Oro. Novillos de San Miguel, desiguales de presentación. No embistieron los más fuertes: 1º, 4º y 6º. De excelente calidad el 2º; encastado el 3º; vibrante pero tardo el 5º. Luis Rivera: Ovación y silencio; Román: Oreja y oreja; y Posada de Maravillas: Dos orejas y silencio. Entrada: Casi media. A hombros Román y Posada de Maravillas.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando