BENLLOCH EN LAS PROVINCIAS

Ureña-Román, encontronazo en la Feria de Julio

José Luis Benlloch
domingo 23 de junio de 2024
Se “cruzan” en las puertas de la enfermería camino de Valencia

Si la Feria de Julio tiene un cartel de los que se pueden calificar de trazo grueso y brazo armado es el mano a mano entre Paco Ureña y Román. Dos de los protagonistas (triunfales) no solo de la última feria de Fallas sino también de la más reciente feria de San Isidro. Les une un sentido desgarrado del toreo. Son gente de entrega total, de los que aparcan los estilismos en beneficio de las emociones más descarnadas y generan, mal disimuladas con aprecios personales, cierta precaución entre las estrellas.

Sus apuestas, en el ruedo y en las administraciones, tienen un precio alto que les aproxima como ningún otro a la esencia de la tauromaquia, el riesgo máximo. Estos días han cruzado prácticamente sus caminos a las puertas de las enfermerías: Román saliendo para reaparecer tras la gravísima cornada en la plaza francesa de Vic Fezensac; Ureña entrando en el hospital para que le reconstruyesen su maltrecha clavícula tras la épica faena de Madrid que nadie sabe cómo pudo rematar tan herido como estaba.

Román volvió a sentir el calor del público ayer, en un festival en homenaje a la dinastía de los Bienvenida, y tiene una cita de la máxima responsabilidad, la gran prueba, en Pamplona; Ureña apunta a la Feria de Julio como su cita próxima más relevante. El encuentro de ambos en Valencia, que se presume tan amigable como competitivo, es lo que los clásicos llamaron siempre un encontronazo. Dos gallos en un mismo gallinero, significa guerra, cortés y entre colegas, pero guerra. La esencia del toreo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

AL COMPÁS

Una feria en entredicho

Una feria en entredicho

Este contenido es solo para usuarios con una suscripción activaÚnete ahora Already a member?...

Cargando