ENTREVISTA

Ventura: “Torear con Guillermo pero no con Pablo perdería el sentido de acontecimiento"

“No he tomado una decisión sobre mi apoderamiento, de momento he firmado 24 corridas en España con la ayuda de Andrés Caballero. Tengo contacto con la Casa Bailleres, también con otra casa importante en el toreo e incluso me planteo la posibilidad de escoger un apoderamiento independiente”, admite el jinete sevillano
Gonzalo I. Bienvenida
viernes 24 de enero de 2020

Diego Ventura es un coloso del rejoneo. Inconformista, rebelde, constante y ambicioso. Su temporada 2019 fue buena. Las incontestables cotas alcanzadas el año anterior se tornaron una alargada sombra tarde tras tarde, como una losa triunfal. Rompió el año con fuerza en Castellón, mostró su momento en Valencia, regresó a Sevilla tras la polémica, sumó cartel en Madrid al torear la Beneficencia, arrasó en Arles y abrochó con brillo en Zaragoza. Una temporada a un alto nivel, condicionada por el fallo del rejón de muerte en su primera mitad y marcada por un número altísimo de faenas redondas de principio a fin.

-Después del incomparable 2018, ¿cómo califica su 2019?

-Ha sido un año redondo, muy bonito. Empezó con mucho nivel con el triunfo de Castellón, la tarde de Valencia y la actuación de Sevilla, que fue muy buena. Estoy contento con el conjunto de la temporada, ha habido faenas muy importantes. He sentido eso a lo que siempre he aspirado, cuajar toros como sueño.

-Tras la polémica, regresó a La Maestranza.

-Volver a Sevilla, mi plaza, es siempre una maravilla. Lo disfruté primero por la gran entrada que hubo, una de las mejores de la feria. Luego también embistieron los dos toros de Los Espartales. Si no llego a fallar con el rejón de muerte habría cortado tres o cuatro orejas seguro.

-Fue en una corrida mixta, del mismo modo que en la Beneficencia de Madrid, ¿nota que le miden de otra forma en este tipo de espectáculos?

-No suelo notar diferencia en el público de las corridas mixtas al de las corridas de rejones. Ese día noté que la afición de la Maestranza se entregaba. Me ha pasado ya en varias ferias, también en Las Ventas. El público en este momento es muy entendido, ya los abonados no regalan las entradas del festejo de rejones, las guardan como uno de los festejos estrella de la feria porque hay un nivel muy bueno de rejoneadores.

“No he tomado una decisión sobre mi apoderamiento, de momento he firmado 24 corridas en España con la ayuda de Andrés Caballero. Tengo contacto con la Casa Bailleres, también con otra casa importante en el toreo e incluso me planteo la posibilidad de escoger un apoderamiento independiente”

-Ramón Valencia ha anunciado que este año no habrá corrida mixta. Si se vuelve a lidiar la corrida de Fermín Bohórquez, ¿se quedará fuera?

-No me planteo volver a anunciarme en Sevilla con la corrida de Fermín. El juego que dio el año pasado me volvió a dar la razón. Es una gran ganadería pero en escenarios como Madrid y Sevilla está demostrado que no funciona. No voy a ir con una corrida que sé que no me va a dar posibilidades de triunfo. A Sevilla quiero ir, por supuesto, pero las condiciones son claras: no abrir plaza y que se lidie una corrida en la que confíe.

-Cortó una oreja en cada uno de los dos paseíllos que hizo en Las Ventas. ¿Cómo lo vivió?

-Las dos tardes de Madrid fueron dos acontecimientos muy importantes para mí. Nunca había toreado la Corrida de la Beneficencia, guardo la experiencia como algo muy especial que he podido vivir. Fue una pena no redondear la actuación con el rejón de muerte, seguro que habría conseguido alguna oreja más. En la otra tarde no ayudaron mucho los toros y de nuevo fallé con el rejón de muerte, aunque también creo que podía haber cortado alguna oreja más.

-¿Qué significa Madrid para Diego Ventura?

-Madrid es Madrid, está por encima de todas, por encima del bien y del mal. Si pudiera torearía 20 tardes al año en Madrid, el público es diferente: son entendidos, saben valorar el esfuerzo de los toreros, se entregan cuando uno se entrega.

-Aunque ha pasado por ferias de relevancia en el panorama nacional, hay que ir a Francia para encontrar dos actuaciones en plaza de primera antes del broche final de Zaragoza. Dicen que en 2020 se anunciará con seis toros en el país galo, probablemente en Arles donde goza de un gran cartel.

-En Francia toreé tres tardes, además de la de Arles y Bayona estuve en Mejanes en un festejo que guardaré con mucho cariño ya que fue un homenaje a mi trayectoria. La de Arles fue una actuación muy buena y muy especial. Arles es una plaza talismán para mí. Noto que se me espera con cariño. En Bayona llevaba tiempo sin torear, tenía ganas de volver. Fue una tarde en la que disfruté mucho con una corrida de Bautista, del encaste Domecq, que tuvo movilidad y mucho interés.

-De las ferias de España, ¿con qué actuación se quedaría?

-Ha habido varias faenas de mucho calado. Si me tuviera que quedar con una de la temporada diría la del primer toro de Santander, de Los Espartales. Fue una actuación muy rotunda, muy compacta, que se acercó mucho a lo que siempre he soñado.

“A Sevilla quiero ir, pero mis condiciones son claras: no abrir plaza y no matar la corrida de Fermín”

-El cierre de la Feria del Pilar, no pudo ser mejor.

-La tarde de Zaragoza fue tremenda. La corrida de Ángel Sánchez dio mucho juego. Venía muy fresco de la temporada, fue una tarde redonda. Las dos actuaciones fueron para recordar, se me viene a la mente un par de banderillas con Lío que puso toda la plaza de pie. Se me viene a la mente la imagen de esos tendidos llenos con el público de pie. Ya no es cuestión de cortar orejas, lo que me llena es la sensación de aquel momento. No siempre he salido de la plaza con la sensación de haber estado redondo, he tenido muchos triunfos pero ahora es cuando salgo de la plaza lleno.

Debut en Estados Unidos

Diego Ventura debutará en Estados Unidos el próximo 15 de junio en una corrida de rejones que se celebrará en la ciudad de Stevinson (California) bajo la organización del ganadero y empresario Jorge Martins. El festejo tendrá lugar en una plaza de toros con capacidad para 5.000 personas y se lidiarán toros de dos ganaderías californianas. Junto a Ventura, torearán Rui Fernandes, Francisco Palha y Paulo Jorge Ferreira. Entusiasmado, lleno de ilusión, se muestra el rejoneador de La Puebla: “Hay una colonia de unos portugueses de las Islas Azores que se fueron a vivir a Estados Unidos. Hay varias ganaderías en California, hay unas 20 plazas de toros, hay varios grupos de forcados. Lo conocí y me quedé impresionado. El toro bravo se cría en unas fincas espectaculares con unas montañas impresionantes. Las corridas son incruentas. Que en un país que no es taurino se celebren corridas me parece admirable y creo que hay que apoyarlo, por eso me trasladaré en plena temporada española con cinco de mis caballos”.

-¿Su cuadra atraviesa su mejor momento?

-Cuento con una cuadra muy completa. Tengo grandes caballos de salida, para banderillas y para el tercio final. He tenido suerte y, también, mucho trabajo. Son muchos años montando nueve horas diarias, machacándome mucho. Buscando caballos que superaran a mis propios cracks de cada momento.

-Nos atiende desde México, ¿viaja toda la cuadra con usted?

-No. Tengo una cuadra en España y otra en México, creo que hay pocos casos así. Algunos caballos han viajado porque les quieren ver a los dos lados del Atlántico, pero tengo una cuadra completa en cada sitio.

-Dada la influencia de la alta escuela en el rejoneo, ¿hay margen de mejora en lo que hacen los caballos en la cara del toro?

-Todavía se pueden sacar caballos con mayor nivel del que hay. Siempre se puede superar. He aprendido de todos, de los de más arriba y de los de más abajo. En este momento en la doma existen cosas que van saliendo y que podemos aplicar al toreo a caballo. Aquí en México veo otro tipo de doma que creo que podemos aprender. En la vida es fundamental no creer que lo sabes todo.

"Todavía se pueden sacar caballos con mayor nivel del que hay. Siempre se puede superar. En este momento en la doma existen cosas que van saliendo y que podemos aplicar al toreo a caballo”

-En los últimos años ha tenido mucho impacto el par a dos manos con Dólar, ¿cuál es el origen?

-Gregorio Moreno Pidal y Josechu Pérez de Mendoza hacían esa suerte quitándole la cabezada y aprovechando las querencias de los toros. Ahora la doma ha evolucionado muchísimo, trato de ir de frente, de cargar la suerte, torear igual que se torea hoy en día pero sin cabezada. Llevaba años buscando un caballo que fuera capaz de hacer todos los días a todos los toros, con el fácil y con el difícil. Dólar ha sido capaz y creo que en 2020 llamará la atención Capote, que aún no ha debutado y también puede hacer esta suerte.

-En 2019 toreó tres corridas en Portugal, ¿qué significa para usted pisar los ruedos lusos?

-Me encanta torear en Portugal, es la cuna del toreo a caballo. No toreo mucho, pero sé que me esperan y que se crea una gran expectación cada vez que me anuncio. Me encanta estar allí, porque es el país en el que nací, la afición valora mucho la doma de los caballos y valoran especialmente el toreo de frente, el de mayor calidad.

-¿Quién le va a apoderar en 2020?

-No he tomado una decisión sobre mi apoderamiento, de momento he firmado 24 corridas de toros en España con la ayuda de Andrés Caballero, es una gran persona. No tengo cerrado nada con nadie, tengo contacto con la Casa Bailleres, también con otra casa importante en el toreo e incluso me planteo la posibilidad de escoger un apoderamiento independiente de un personaje exitoso de fuera del toro con interés en involucrarse en la Fiesta. Le estoy dando vueltas.

-¿Cómo puede mejorar el toro de rejones para que tenga más emoción?

-Intento darle vueltas a la forma de mejorar el espectáculo, he tratado de innovar en las ganaderías. Ahí está el ejemplo de Prieto de la Cal, que no se lidiaba de rejones y desde que toreé varias corridas se está lidiando más porque además salieron buenas. Trato de torear de procedencia Domecq o Santa Coloma. Me gustaría matar en 2020 ganaderías más variadas todavía, es fundamental que abramos los encastes para que no desaparezca ninguno.

"Me gustaría matar en 2020 ganaderías más variadas todavía, es fundamental que abramos los encastes para que no desaparezca ninguno"

-¿Cómo ve las nuevas generaciones de rejoneadores?

-Hay unos rejoneadores muy buenos que ya están consolidados pero en las nuevas generaciones tampoco veo a nadie que llegue con fuerza. En estos momentos no veo mucho rejoneador con el nivel que yo me encontré cuando llegué. Todos se quieren parecer a Ventura o se quieren parecer a Hermoso. Lo importante es que cada uno busque lo que siente, que cada uno sea uno mismo. Hay que ser distinto, ahora no les veo una personalidad tan distinta al resto. La forma de poner a los caballos tampoco tiene diferencia, ni innovación. La personalidad es lo que permite que arrastres gente.

-Precisamente a un joven rejoneador como Guillermo Hermoso le brindó un toro en Juriquilla, ¿qué quiso decir con aquel brindis?

-Desgraciadamente la Fiesta está como está. Le dije a Guillermo que las cosas que he tenido con su padre deberíamos dejarlas a un lado, tendríamos que luchar por la Fiesta los tres. Creo que ahora mismo el público quiere vernos a los tres compartir cartel. Guillermo es uno de los rejoneadores que tiene en su mano el relevo. En ese brindis le dije que creo en él como torero, que ojalá un día se pueda dar ese cartel por el bien de la Fiesta. La gente quiere ver la competencia de Pablo y mía, Guillermo sería la guinda del pastel. Ese cartel, que sería un acontecimiento, no es para todas las ferias pero sí para lugares muy importantes.

“Le dije a Guillermo que las cosas que he tenido con su padre deberíamos dejarlas a un lado, tendríamos que luchar por la fiesta los tres. Creo que el público quiere vernos a los tres compartir cartel”

-¿Torearía con Guillermo sin que su padre estuviera en el cartel?

-Torear con Guillermo pero no con Pablo creo que perdería el sentido de acontecimiento que te he dicho antes. Veo mal la salud de la Fiesta si no nos unimos, si no nos apoyamos será peor. El gran mal de la Fiesta es que cada uno mira su propio interés. Es hora de mirar el futuro de la Fiesta, para eso hay que buscar las corridas con competencia, con emoción y atractivo. Tenemos que darle poder al que paga la entrada, escuchar lo que quieren. Es la forma de mejorar la tauromaquia y de darle la salud que necesita. Si no cambiamos eso la Fiesta no va por buen camino.

-Está pasando tres meses en México, ¿cómo lo está viviendo?

-En La México no tuve suerte con mi lote. Ha habido tardes muy importantes como en Juriquilla o en León además de otras actuaciones con el público muy entregado. Me hace sentir muy bien estar aquí, pasar aquí el invierno es muy bonito. Disfruto de la profesión. Lo más duro es tener a la familia lejos aunque afortunadamente han venido unos días durante las vacaciones.

Homenaje a Francia

Una de las tardes más emotivas del año de Diego Ventura fue la de Mejanes (Francia) donde cortó cinco orejas a tres toros de su propia ganadería. El festejo se programó como un homenaje al rejoneador de La Puebla del Río en el que participaban jóvenes rejoneadores con futuro como Juan Manuel Munera, Paco Velasques, Antonio Prates y Duarte Fernandes. Así lo recuerda Ventura: “Echamos el sobrero, en el que salieron en banderillas mi padre y Rui Fernandes que estaban como espectadores. Fue muy bonito, el público disfrutó muchísimo. Pude torear también a pie, el novillo tuvo mucha clase. Guardo un recuero precioso de aquella tarde”.