ENTREVISTA

Carmelo García: “Me pongo más triste cuando un espectáculo no funciona que cuando pierdo dinero”

Juan Luis Adrada
miércoles 14 de junio de 2023
En su tercer año al frente del coso de Las Palomas, el empresario gaditano muestra su satisfacción por los carteles confeccionados: "Me la he jugado y he puesto a dos figuras consagradas cada tarde y un torero que pueda llegar a ello"

A escasos días de arrancar la Feria Real de Algeciras hablamos con Carmelo García, máximo responsable de la empresa que lleva su nombre, Espectáculos Carmelo García, gestor actual del coso de Las Palomas, una plaza con historia por la que han pasado todas las figuras del toreo desde Miguelín hasta José Tomás. En la actualidad, Carmelo busca situar de nuevo Algeciras como punto de referencia dentro de las ferias de junio y para ello desgrana sus líneas de trabajo y su ambicioso proyecto.

-Es tu tercer año al frente de la gestión del coso de Las Palomas. Arrancas en 2021 organizando un festejo en julio con todas las medidas que el COVID exigía; y 2022 fue tu primera feria completa, ¿qué conclusiones sacas?

-Tuvimos poca suerte en el aspecto ganadero aunque se pudieron ver cositas con la corrida de El Torero y tres toros de muy buen juego de Victorino Martín, además de la buena novillada sin picadores de Torrealta. Sí que notamos que el público quería que lo de Victorino no fuera puntual y volviesen de nuevo a anunciarse este año y así se ha hecho. También se cometieron errores de gestión que se han ido corrigiendo, de todo se aprende y la voluntad es avanzar.

-¿Cómo surge la idea de una corrida concurso?

-Un empresario es un artista, tiene que crear y, cuando llega enero, tienes un folio en blanco donde plasmas todas las opciones. Planteamos todas las corridas de todas las plazas que llevamos, y nos preguntamos: ¿qué hacemos? Entonces leí una entrevista de María Domecq donde comentaba la ilusión que le hacía lidiar una corrida con los seis hierros de la familia Domecq y automáticamente vimos que Algeciras era la plaza para ello. Lo hablé con ella y no planteó problema alguno. Ten en cuenta que son los seis hierros que provienen del mismo origen, de Juan Pedro Domecq, rama madre de casi el 80 % de la vacada actual. Añadir que los ganaderos tienen pique entre ellos y están muy motivados con la selección de sus toros. Lógicamente se lidiarán por orden de antigüedad.

-¿Qué premios se concederán?

-Se entregarán al finalizar el festejo y serán al mejor toro, al mejor picador, al mejor par de banderillas, a la mejor brega, a la mejor estocada y a la mejor faena para que todos los actuantes tengan motivación de querer llevarse un premio de esta corrida concurso. Se marcarán en el ruedo las zonas a contraquerencia, el cono habitual, para determinar las distancias en la suerte de varas.

-¿Cree que Algeciras tiene claro su tipo de toro?

-Yo intento traer toros con hechuras. Bonitos, sin exceso de kilos, con 480 o 490 kilos, que se puedan mover. Están escogidos con ilusión. Dentro del toro de plaza de segunda tiene que tener esas características que garanticen resultados. Me gusta el toro guapo, su carita para adelante y que su tipo acompañe. Un toro fuera de hechuras en la mayoría de los casos no embiste. Algeciras tiene un ruedo amplio y el desgaste de los toros es alto, no deja de ser condición física y por ello procuro traer hierros que tengan motor y fondo. Podré equivocarme, pero la intención es esa.

-Vuelven los victorinos tras el gran resultado del pasado año, ¿cuajó bien la idea de una corrida con acento torista?

-La gente viene con otra mentalidad, a ver toros con otras hechuras, otras caras y otros comportamientos; es el día torista, y si Dios quiere, procuraré que el sábado de feria sea siempre la corrida torista. Se aplaude una corrida así también y hay que traerla. Este año intentamos que venga en la misma línea de presentación que el año pasado, que ya provocó ovaciones en el público cuando salían de chiqueros.

-En cuanto a los toreros anunciados, una línea muy similar a la del pasado año.

-Me la he jugado y he puesto a dos figuras consagradas cada tarde y un torero que pueda llegar a ello, casos de David Galván, que se encierra con dos leones y dará la cara seguro, y Miguel Ángel Pacheco y el XX aniversario de alternativa de Salvador Vega. Galván en Algeciras sabe lo que es triunfar sobradamente y Pacheco es un torero que me gusta mucho y que no está puesto ni en su tierra este año.

-Los carteles se presentaron antes de Semana Santa y quedaba todo por delante. Pasados ya Sevilla y Madrid, viendo los resultados, efemérides históricas algunas, incluso el pasado domingo lo ocurrido tanto en Sanlúcar como en Madrid y mirando los carteles… ¿una apuesta redonda al final?

-El rabo de Morante en Sevilla, Emilio de Justo que rozó la Puerta del Príncipe pero que salió a hombros en Madrid; la sensacional tarde de ambos en Sanlúcar el domingo; impresionante Roca Rey en ambas plazas; el triunfo de Escribano en Sevilla… y los tenemos anunciados. Pero yo triunfo cuando mi cliente se va contento de la plaza. Cuando una corrida empieza mal, empiezan las piernas a temblarme porque lo que quiero es que la corrida embista y que el torero triunfe. Así sale el público contento, mi cliente, y rezo porque así sea. Suelo ponerme más triste cuando un espectáculo no funciona que cuando pierdo dinero, porque ese que paga la entrada y no ve resultado ya es más difícil que vuelva.

-Entra Salvador Vega, diestro veterano que abre cartel por una bonita efeméride, ¿en qué momento se plantea su contratación?

-Es gran amigo mío desde que él era pequeño y el año pasado ya comentamos el tema hasta que decidimos cerrarlo en una plaza que es como su casa y era un gran escenario para celebrar su vigésimo aniversario de alternativa.

-¿Resulta difícil cuadrar las combinaciones en Las Palomas?

-A los toreros les gusta venir a Algeciras, no suelo tener problemas para contratar ni para cuadrar el cartel. Algeciras tiene buena afición, sabe lo que ve y los olés suenan bonitos, lo recuerdo incluso cuando venía de banderillero.

-Además vuelves a planificar una novillada sin picadores.

-He planteado una feria pensando en el futuro también. Aquí siempre se ha dado una clase práctica, que supone además la entrada gratuita al aficionado, pero de cara a los novilleros no les contabiliza la actuación y para debutar con picadores se les piden diez novilladas, pero los hay, caso por ejemplo de Alejandro Duarte, que han toreado muchísimas clases prácticas, pero apenas novilladas como tales. Y dar el festejo como novillada les ayuda a ellos a sumar. Los empresarios tenemos la obligación de fomentar el futuro, aun sabiendo que no son rentables económicamente. Las clases prácticas ya las organizan las escuelas.

-¿Es las Palomas una plaza que provoca escasa movilidad desde otras localidades?

-Estamos consiguiendo cambiar eso. No soy mago pero estamos en ello. Este año vienen aficionados de otras localidades que vienen. Muchos de ellos me siguen a las ferias que organizo. Estamos trabajando intensamente en ello sobretodo en redes sociales, ya no se pegan carteles como antes, hay que modernizar el sistema. Hemos crecido un 18 % en abonados, se han mantenido los precios, es la plaza de segunda más barata; un abono en sol te cuesta 77 euros para los cuatro espectáculos, 55 euros para jubilados. Pero es verdad que cuesta ir al sol, aunque trabajamos por mejorar eso.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando