MADRID

El magisterio de Ventura, otra puerta grande de Adrián y el futuro de Marco Pérez en Valdetorres de Jarama

Pepe Espín
sábado 27 de abril de 2024
El rejoneador sevillano, el diestro madrileño y el novillero salmantino se llevan un botín de siete orejas

Abrió plaza Diego Ventura, que paró con mucho temple al primero de su lote, de Los Espartales. Luego, con Hatillo y Nómada, puso más temperatura a la faena en banderillas y rosas con temple, con pirueta incluida. Remató con Mezcal de un rejón trasero que dio paso a la primera oreja con petición de la segunda.

Lo de Ventura es otro cantar. Qué manera de torear a caballo. Al cuarto lo paró con Quirico. En banderillas empezó la gran fiesta, ahí se encargó de brillar con luz propia Bronce, un espectacular caballo con el que el sevillano cuajó una faena redonda. Incluso quitó la cabezada y puso la plaza boca abajo. Magistral Ventura, que encandiló a los tendidos. Mató de un rejonazo y él mismo se encargó de apuntillar al toro. Dos orejas rotundas.

Terciado pero un dije fue el toro Domingo Hernández, que tomó un puyazo correcto y pasó de puntillas en banderillas. Fernando Adrián anduvo con facilidad, lo vio claro enseguida en faena por ambos pitones. Mejor sobre la derecha, ya que por la otra mano el toro protestaba. Sopló fuerte el viento y Adrián se pegó un arrimón, cerrando por bernadinas. Hasta tres veces entró a matar, perdiendo la posibilidad de tocar pelo.

El quinto fue más toro que su anterior y Fernando Adrián lo saludó con el capote, lo que no pudo en el segundo. Ademas lo picó bien Javier Román y le sentó bien el tercio de banderillas porque se fue arriba el toro, lo que no desaprovechó Adrián, que se echó de rodillas en el centro del ruedo y pasó al toro por detrás para seguir con tres derechazos y el de pecho. Pero el tono de la faena siguió subiendo y mucho con la mano izquierda, con dos series magníficas arrastrando la muleta por el suelo y una vez sometida la embestida, cerrar con otra con la mano diestra superior. Otra más corta con la zurda para rematar y un espadazo. Dos orejas. Y sigue saliendo a hombros…

El novillo de Manuel Sanz salió con brío y no se dejó torear con el capote; después del tercio de varas las fuerzas empezaron a flaquearle. Marco Pérez brindo al público y empezó la faena pasándolo por detrás en el centro del ruedo, pero la embestida fue a peor y el trasteo perdió intensidad con pases sueltos. Tras una estocada casi entera, logró una oreja.

Marco Pérez combinó con soltura verónicas y delantales ante el sexto para después del puyazo quitar por chicuelinas el platillo. Bonito y jaleado inicio por estatuarios seguido con la mano diestra. Tiene gancho el joven novillero. Aprovechó todo lo que el novillo tenía, no dejando nada para mañana y eso llegó al público y calentó la gélida tarde. Un final por naturales de uno en uno y un arrimón alargaron una faena hasta sonar un aviso antes de entrar a matar, trance del que salió trompicado. Mató de una estocada casi entera y desprendida, y sumó un nuevo trofeo.

Valdetorres de Jarama (Madrid), sábado 27 de abril de 2024. Toros de Los Espartales (1º y 4º), para rejones; Domingo Hernández y dos novillos de Los Eulogios. El rejoneador Diego Ventura, oreja con petición de la segunda y dos orejas; el diestro Fernando Adrián, palmas tras aviso y dos orejas; y el novillero Marco Pérez, oreja y oreja tras aviso. Entrada: Casi lleno.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando