FERIA DE LOS REMEDIOS

Chicharro, primera puerta grande en Colmenar

Gonzalo I. Bienvenida
sábado 26 de agosto de 2023
El novillero muestra una gran capacidad logrando un trofeo en cada novillo de su lote

La ventosa tarde de Colmenar Viejo arrancó con el gesto del local David López: Desandó lo caminado en el paseíllo para postrarse de rodillas en la puerta de chiqueros. El novillo de San Isidro salió como un obús, muy montado y a una velocidad de vértigo. López libró con serenidad. El novillo se empleó en el peto, encelándose durante tiempo. El novillero colmenareño planteó una clásica faena, con buen trazo y compuesta figura. El novillo resultó noble, desarrollando más clase por el pitón izquierdo. Por ese lado no lo vio claro López, probablemente debido al viento que le molestó, salvo en los remates bajo la pala del pitón. Por el derecho hubo verticales muletazos cargando la suerte. Tras un final por manoletinas pinchó en dos ocasiones antes de una estocada trasera.

El cuarto fue un novillo alto aunque fino, muy astifino. La seca embestida de salida no fue suavizada con un breve puyazo. David López trató de imponerse pero resultó un novillo complejo que no fue agradecido a la firmeza del novillero.

En segundo lugar se lidió un colorao con la cara colorada y con alzada. No se empleó de salida, tampoco en el caballo donde cumplió al relance. Jarocho puso banderillas sin demasiado éxito. En la faena, brindada al público, se dobló con el novillo en un buen inicio en redondo. Buscó la colocación con un planteamiento sin aspavientos pero el novillo soseó embistiendo sin acometividad ninguna. La falta de celo derivó en una faena de recursos, con buen corte, por parte de Jarocho. Pinchazo, media estocada y un golpe de descabello.

El quinto fue cubeto, muy hondo y demasiado cuajado. Ya desde el capote se le vio falta de movilidad. Jarocho firmó algún capotazo muy entonado, meciendo con temple el capote. No quiso banderillear en esta ocasión ante las protestas para que se devolviera el novillo por esa falta de movilidad. Toreó con la montera calada proyectando una estampa de otra época. Le buscó la vueltas al novillo con habilidad. Algunos muletazos tuvieron bello embroque. Lo mató con habilidad después de un pinchazo.

Alejandro Chicharro recibió con soltura y variedad al tercer novillo de San Isidro -huesudo, alto, enseñando las palas-. Empujó con fuerza en el caballo. Chicharro brindó al público en la plaza que le ha visto hacerse como torero, ya que es alumno aventajado de la Escuela de Colmenar Viejo. Faena de entrega iniciada con un cambiado por la espalda. Con inteligencia le fue encontrando la distancia, porque el novillo tendía a quedarse corto y pegar un derrote al final del muletazo. La última tanda sobre el pitón derecho fue la más lograda por limpieza y profundidad. El final por bernadinas tuvo mucha emoción. Estocada y un par de descabellos.

El precioso sardo de San Isidro que cerró el festejo enseñaba las puntas negras por delante. Tuvo emotividad en la embestida de salida pero se fue orientando. Jesús Robledo ‘Tito’ tuvo que saludar después de un gran par. Chicharro se mostró dispuesto y muy por encima con las violetas oleadas que en muchas ocasiones venían por dentro. Ya al final de la faena logró una tanda a pies juntos en la media distancia para que pasara. Esfuerzo del novillero de Miraflores. El duro novillo terminó medio rajado. Chicharro se fue detrás de la espada firmando la estocada de la tarde.

Colmenar Viejo (Madrid). Sábado, 26 de agosto de 2023. Novillos de San Isidro para David López, vuelta al ruedo y silencio; Jarocho, silencio tras aviso y silencio; y Alejandro Chicharro, oreja tras aviso y oreja. Entrada: Un tercio de plaza. Saludó en banderillas del sexto Jesús Robledo “Tito”.

    Síguenos

    ÚLTIMAS NOTICIAS

    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando