LA REVOLERA

Cuando el diablo no sabe qué hacer…

Paco Mora
domingo 10 de diciembre de 2023

…con el rabo mata moscas”. Con el ministro con apellido de luchador de lucha libre americana (Urtasun) nos ha tocado la china a los aficionados al toreo. Desde el primer momento ha dejado entrever que su única preocupación en el nuevo Gobierno de Sánchez es acabar con la fiesta de los toros. Es muy probable que no lo consiga, pero así y todo, parece claro que está dispuesto a perder un tiempo precioso en intentarlo. Lo cual ya en principio pone de manifiesto las goteras que tiene el tejadillo de la Cultura con mayúsculas en este pobre país nuestro de los pecados de todos, pero en especial de los venales políticos que en ocasiones nos tocan en desgracia, que amenazan con convertirse en una lluvia intermitente de despropósitos para la Fiesta más española de todas las fiestas.

Está visto que al nuevo ministro de Cultura le va la marcha, porque hace muchos años que de cuando en cuando nos sale en el cuello una pústula como Eugenio Noel, unas veces tirándole a la Fiesta a degüello, ya sea desde el mundo de la Cultura o desde las filas de la política. Y pasa el tiempo, y pasan los “tocapelotas” de turno, desde cualquier ámbito político o cultural, y la Fiesta sigue.

Y es que el toreo es algo tan consustancialmente nuestro, que forma parte del ADN de todos los españoles. En ocasiones, incluso sin saberlo nosotros mismos, pero que despierta con fuerza cuando la ocasión lo requiere. Y no sé muy bien por qué, pero a mí el tal Urtasun me cae bien -quizá porque le veo pinta de cualquier cosa menos de ministro- y no me gustaría que su carrera política acabara, como don Quijote de La Mancha, luchando lanza en ristre contra los molinos de viento.

Pedro Sánchez comenzó su andadura política tratando también de pulverizar la fiesta de los toros desde el programa televisivo más cutre, dirigido por “El Mermelada”, y desde el primer momento de su mandarinato ha metido el remo en muchas ocasiones, pero nunca tan inútilmente como el día que se tiró de espontáneo en el cultismo programa arriba indicado, para gritarle a voz en pecho a todos los españoles que él era antitaurino. Hay que ver de lo que es capaz un hombre por hacerse oír, cuando no tiene nada con fuste e importancia que decir.

Atención al tal Urtasun… que no debe olvidar que contra los toros ha habido jefes de Estado, generales, grandes hombres y mujeres de la Cultura y hasta Papas, y ellos están criando malvas y el toreo sigue ahí, a trancas y barrancas en ocasiones, pero sigue vivo y coleando…

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando