Barcelona
El Juli, a hombros con la bandera catalana. (Foto: Faricle)El Juli, a hombros con la bandera catalana. (Foto: Faricle)

Cumbre de El Juli en la Monumental

Redacción APLAUSOS
viernes 11 de junio de 2010

El Juli ha protagonizado una tarde de toros soberbia esta tarde en la Monumental de Barcelona. El madrileño ha paseado cuatro orejas tras dos lidias en las que ha vuelto a evidenciar su extraordinario momento de forma. Finito brilló por momentos con el cuarto y Morante, con el peor lote, no pudo desplegar su tauromaquia.

Insultante demostración de poderío la ofrecida esta tarde por El Juli en la plaza de toros Monumental de Barcelona. El diestro madrileño, que se ha llevado las cuatro orejas de sus toros en el esportón, ha cuajado a placer a ambos ejemplares, un primero con mucha clase, nobleza y humillación, que fue poco picado y llegó al último tercio embistiendo largo y por abajo; y un segundo que también colaboró con la causa y permitió que Julián redondeara una tarde feliz. En los dos toros toreó con ese empaque, profundidad y hondura de los que está haciendo gala este año pero, sobre todo, volvió a llamar la atención su indiscutible superioridad frente al toro. El Juli está en sazón, sobrado en la cara de los animales, con una facilidad tremenda ante ellos. Da gusto verlo. Con la espada, además, estuvo hecho un cañón. Gritos de ¡torero, torero! y locura de un público entregado con un Juli pletórico. Finito de Córdoba malogró con la espada su buena faena al que hizo cuarto, un animal al que le costaba arrancarse pero que, cuando lo hacía, humillaba y repetía con codicia. Descubrió el Fino al toro sobre todo de mitad de faena en adelante y dejó destellos de su exquisita tauromaquia. Antes, con el que abrió plaza, escuchó algunos pitos por alargar en demasía un trasteo sin contendido por el escaso fuelle de su antagonista. Por su parte, Morante de la Puebla pechó con el peor lote de la tarde. Abrevió con su primero, un toro falto de fijeza y distraído con el que no había opción, y lo intentó en vano con el quinto, que se vino abajo enseguida y al que le sacó algún que otro muletazo de mérito. Barcelona, 6 de junio de 2010. Toros de Domingo Hernández y Garcigrande, el 2º como sobrero. 1º) Sin fuelle. 2º) Sin fijeza. 3º) Muy bueno. 4º) Encastado. 5º) Parado. 6º) Colaborador. FINITO DE CÓRDOBA: Leves pitos tras aviso y saludos tras dos avisos; MORANTE DE LA PUEBLA: División de opiniones y saludos; EL JULI: Dos orejas y dos orejas. Entrada: Media plaza.

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

LA MEDIA

Roca Rey, el enemigo a batir

Roca Rey, el enemigo a batir

El peruano echó una tarde sensacional en Sevilla con la corrida de Victorino que muchos no quisieron ver pero el sol no se puede tapar con un dedo

Cargando
Cargando
Cargando