FERIA DE SAN VICTORINO

Los recursos de Talavante y el capote de Aguado, lo mejor en Arévalo

José Antonio Menacho
sábado 06 de julio de 2024

El colorado salpicado Sumiso que abrió el festejo tenía unas hechuras para enamorarse. Salió sueltecito hasta que Talavante lo centró con tres templadas verónicas a pies juntos. Empujó con entrega en el peto en un único encuentro y en banderillas persiguió hasta las tablas, obligando a tomar el olivo comprometidamente a Manuel Izquierdo. Inició la faena Talavante por mandones doblones en el tercio para continuar sobre ambas manos con limpieza ante una embestida tan noble como falta de emoción. La estocada quedó desprendida y con derrame pero no fue óbice para cortar la primera oreja de la tarde.

El segundo, del hierro de Soto de la Fuente remendaba la corrida, un castaño oscuro de nombre precisamente ese, Oscuro. Lo vio así Cayetano en el recibo al quedársele corto y teniendo que dar los adentros para sacárselo a los medios. Buena brega de Joselito Rus y brindis al público de Cayetano en los medios. Regresó al tercio para iniciar por doblones rodilla en tierra, pero el toro claudicó por sus medidas fuerzas. De buena intención en la franela, más claro aún por el derecho pero como su hermano anterior también carente de emotividad. Cayetano estuvo aseado y calentó a la parroquia en un final con derechazos mirando al tendido y el desplante de rodillas de espaldas al toro marca de la familia. Espectacular estocada de ejecución y colocación, y segunda oreja de la tarde.

Salió el acapachado tercero rematando repetidamente en las tablas de forma “Obediente” como su nombre a los capotes y se hizo daño en los cuartos traseros, siendo devuelto a los corrales. El sobrero de Soto de la Fuente salió descoordinado y también fue devuelto. Buen recibo de Pablo Aguado al tercero ter, también de Soto de la Fuente, y como los anteriores muy mermado de facultades, lo que condicionó toda su lidia a pesar de la buena condición e intención de toro y torero, respectivamente. Sin apenas opciones más que para detalles pintureros, fue ovacionado.

En cuarto lugar hubo lío en los chiqueros y salió el burraco enlotado como quinto para Cayetano, por lo que hubo de correrse turno. Otro animal de bellas hechuras al que Rivera Ordóñez llevó al caballo galleando lucidamente por chicuelinas. Inició por alto en tablas agarrado a la barrera, pero el escaso viaje del animal dio al traste con la faena, primero por su poca movilidad y después por orientarse. Efectivo a espadas, Cayetano escuchó una ovación a la voluntad.

El recibo de Talavante al que debió ser cuarto fue espectacular, primero con tres faroles y después con un manojo de verónicas y chicuelinas con enjundia rematadas con una lucida larga. Se cuidó mucho al toro en varas y en banderillas saludó Javier Ambel. Brindó Talavante al respetable en los medios y comenzó la faena sobre las rayas por estatuarios y pasándoselo después por la espalda. El animal pareció tener más vida que sus hermanos, incluso hasta geniecito por el pitón izquierdo, pero tras una tanda mandona con la derecha echó la persiana y Talavante hubo de meterse en terrenos de cercanías hasta llegar a desplantarse a cuerpo limpio tras tirar la muleta. El pinchazo previo a una buena estocada no impidió que cortase otra oreja que le abría la puerta grande.

De nuevo el mejor toreo de capa del festejo salió de las telas de Pablo Aguado, que cuajó primero de recibo al burraco que cerraba festejo y después al llevarlo al caballo por sevillanas chicuelinas al paso. Brindó al público y el recibo por alto en tablas precedió a un trincherazo cumbre por el izquierdo. Pero el toro no tuvo clase ni ritmo para ese tipo de toreo excelso, embistiendo al paso y sin humillar por el derecho y hasta avisado por el izquierdo en un trasteo a menos. Aguado hizo el esfuerzo, le buscó las vueltas y tras un elegante final la media estocada sirvió para que le cortase la oreja.

Arévalo (Ávila), sábado 6 de julio de 2024. Toros de Toros de la Plata y Soto de la Fuente (2º, 3º bis y 3º ter). Desiguales de presentación y nobles, pero sin fondo y con poca fuerza en general. Alejandro Talavante, oreja en ambos; Cayetano, oreja y ovación con saludos; Pablo Aguado, ovación con saludos y oreja. Entrada: Media plaza. Saludó Javier Ambel en el quinto de la tarde.

    Síguenos

    ÚLTIMAS NOTICIAS

    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando