El Palco

Los valores del Toreo

Rafael Comino Delgado
miércoles 26 de diciembre de 2012

Los valores que rigen el Toreo están muy devaluados en nuestra sociedad española, los jóvenes no los aprenden, los ignoran

Hay mucha sustancia en la extraordinaria entrevista que José Luis Benlloch hace a Miguel Ángel Perera, y que se publica en el nº 1837 de Aplausos. Muchas de las respuestas del maestro, a las preguntas de José Luis, merecen un detenido análisis, una reflexión, porque no tienen desperdicio, si bien hay una que ha llamado mi atención. Al ser preguntado sobre lo que más le preocupa de la sociedad, responde: “La gran falta de valores que se siente en la calle y especialmente entre la juventud. Yo creo que el toreo es un mundo ejemplar en ese sentido. Lo tendríamos que difundir más. El respeto, la dignidad, el sacrificio, la ambición… son valores clave y cotidianos en el mundo del toro”.

Estoy completamente de acuerdo con el maestro; pues es lo que vengo pregonando yo, siempre que tengo ocasión, desde hace bastantes años.

Los valores que rigen y enaltecen el Toreo son: Verdad, Ética, Dignidad, Respeto, Seriedad. Pero dichos valores están muy devaluados en nuestra sociedad española, los jóvenes no los aprenden, los ignoran.

El Toreo exige, además, gran capacidad de esfuerzo y sacrificio, justamente lo contrario a lo que nuestra sociedad busca y predica. Por ello el Torero pierde adeptos, especialmente entre los jóvenes.

Probablemente alguien que lea estas líneas piense que también en el mundo del Toreo hay gente indeseable, que no se rige por estos principios. Pues claro que sí, como en cualquier colectivo, pero hablamos en general. En mi relación con la gente del Toro, especialmente entre los profesionales que bajan al ruedo y se juegan la vida, he podido comprobar que la inmensa mayoría son personas de principios, que viven de acuerdo a los valores que hemos señalado.

He visto entre ellos un respeto, una educación, una ética, una dignidad, una verdad, que echo de menos en otros mundos.

El esfuerzo, el sacrifico, disciplina e ilusión que percibo entre los chavales que quieren ser toreros, y desde luego en los que ya han llegado, los echo en falta entre los pertenecientes a otras profesiones, lo cual hasta cierto punto es lógico pues el Toreo es una de las profesiones más vocacionales que existen.

De acuerdo maestro Perera, totalmente de acuerdo, defiendan y difundan esos valores, que tarde o temprano volverán a imperar en la sociedad, pues de lo contrario el futuro lo adivino más bien oscuro.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando