FERIA DE NUESTRA SEÑORA DE SAN LORENZO

Manolo Sánchez y Enrique Ponce, a hombros en Valladolid

El valenciano logró cortar cuatro orejas a su lote y el vallisoletano vio como se le devolvía su segundo y lograba cortar el doble trofeo del último de la tarde
Manuel Illana
sábado 09 de septiembre de 2017

FOTOS DE ARJONA DEL FESTEJO

Fotos: ARJONA

El primero de la tarde en Valladolid fue un toro con clase pero de fuerzas justas. No pudo lucirse Ponce con el capote y tras brindar su faena a Manolo Sánchez logró bordar el toreo con naturalidad. Cuajó un trasteo lleno de gusto y temple por ambas manos. Remató de pinchazo y estocada logrando la primera oreja del festejo.

Ovación con saludos fue el premio de Manolo Sánchez en el segundo de la tarde, el toro de su reencuentro con la afición y con su tierra. Actuación en la que destacó su toreo a la verónica muy templado y entregado, con suavidad, de igual modo a como después fue la faena. Un trasteo presidido por el temple como denominador común, en un toreo sobre ambos pitones. Mató defectuosamente y por ello recibió una cálida ovación que saludó el diestro.

Ante el que hacía tercero, un toro que fue de salida aplaudido por el público por su presentación, el valenciano no pudo brillar en el capote ya que el astado apretó para los adentros. Después, ya en faena, Ponce obró de nuevo el milagro haciendo bueno lo que no lo parecía y así cuajó una gran faena en la que lo mejor lo firmó en el toreo al natural. Dos cambios de mano excelsos hicieron levantar al público de sus localidades. Faena completa y llena de ciencia y sabiduría que tras una estocada delantera fue premiada con una oreja.

No tuvo suerte con el descabello Manolo Sánchez quien vio como por culpa del deficiente manejo del mismo era devuelto este cuarto al que le firmó una gran faena tanto con el capote como con la muleta. Una actuación extraordinaria presidida nuevamente por el temple, el gusto, la suavidad y la despaciosidad que propiciaron ver el buen toreo de Sánchez. Gustó y mucho al público y resultó una verdadera lástima que la estocada ligeramente trasera y el descabello complicara la faena de Manolo Sánchez en este toro.

Con el quinto de la tarde Enrique Ponce volvió a demostrar su maestría y sabiduría con un toro que no sirvió en exceso para el toreo pero que, en sus manos, fue de dos orejas como así se le concedieron al final de su actuación. Faena poderosa y templada, gustosa y despaciosa que enardeció al público, entregado al diestro valenciano. Lo mejor y más excelso lo protagonizó en los últimos compases de su trasteo al torear al natural como los ángeles con suavidad, temple, ritmo, pulso, cadencia. Faena magistral premiada con un merecido doble trofeo.

Salió en el último toro del festejo Manolo Sánchez a deshacer el entuerto del cuarto del festejo y lo logró. Cuajó una buena faena sobre ambas manos donde de nuevo el temple y el gusto se mostraron en su obra ante su afición. Toreo sentido, elegante, gustoso y de buen trazo que con suavidad y temple dio forma a una faena premiada con el doble trofeo tras matar de estocada precedida por un pinchazo. Puerta grande junto a Ponce.

Valladolid, 9 de septiembre de 2017. Feria de Nuestra Señora de San Lorenzo. Reses de la ganadería de Miranda y Moreno. Enrique Ponce, oreja, oreja y dos orejas; Manolo Sánchez, ovación con saludos, escuchó los tres avisos y dos orejas. Entrada: Casi media plaza. Al finalizar el paseíllo Manuel Sánchez fue obligado a salir a saludar por el respetable invitando a Enrique Ponce a compartir la ovación. El vallisoletano recibió un recuerdo por sus 25 años de alternativa obsequio de la Federación Taurina de Valladolid.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando