ENTREVISTA

Marcos Linares: “Estoy feliz por la alternativa pero ahora toca demostrar quién soy”

Ángel A. del Arco
martes 10 de octubre de 2023
Este sábado, el joven espada toma la alternativa en Jaén de manos de Emilio de Justo y Juan Ortega, y con toros de Juan Pedro Domecq y Puerto de San Lorenzo

Marcos Linares está a las puertas de tomar la alternativa. El joven nacido en la localidad de Linares, cuna de toreros, con una cantera inagotable, ha conseguido consolidarse como uno de los novilleros más importantes y prometedores de cara al futuro que hay en la actualidad. La localidad valenciana de Algemesí, con una de las ferias de novilladas más importantes, ha sido la última conquista de una joven promesa que apunta muy alto. El sábado, en Jaén, dará su primer paso.

-¿Cómo está viviendo Marcos Linares los días previos a su alternativa?

-Con mucha ilusión y con muchas ganas, dedicándole mucho tiempo a la preparación, tanto físicamente como técnicamente. Con todas las ganas del mundo de que llegue el día y con la idea de llegar lo mejor preparado posible.

-Una alternativa de lujo. Te verás acompañado de Emilio de Justo y Juan Ortega en un día que quedará grabado con letras de oro para ti. ¿Contento con el cartel?

-Súper contento y muy ilusionado. Son dos toreros que me gustan mucho y a los que admiro por su trayectoria. Emilio de Justo lleva muchos años viniendo a la feria de Jaén, saliendo siempre como máximo triunfador, y Juan Ortega otro tanto, con un gusto en su forma de interpretar el toreo que me encanta, sin olvidar además que es un torero al que le unen muchos lazos con la provincia de Jaén. Me hace mucha ilusión que en el día de mi alternativa pueda compartir cartel con estos dos figurones del toreo.

-El nombre de Marcos Linares empezó a sonar con fuerza en tu etapa de novillero sin caballos. Ganador de varios certámenes de novilleros, se atisbaba unas condiciones que se ratificaron como novillero con picadores. ¿Cómo valoras ese tiempo?

-Una etapa de novilleros sin caballos muy bonita e ilusionante en la que todo son ganas e ilusión, teniendo en mi cabeza la idea de ser alguien importante en el mundo del toro. Sabía lo difícil y complicado que era, por eso en cada tarde era salir arreando, apretando todo lo que podía, intentando mostrar mis cualidades. Luego pasé a mi etapa de novillero con picadores, estando en mi primera temporada en plazas y ferias como Sevilla, Córdoba o Santander. En todas ellas conseguí destacar, también en Arnedo, en Calasparra, donde me llevé la Espiga de Oro. Fue un primer año en el que me fui haciendo poco a poco. La actual temporada está siendo clave, resultando ganador en la final de Sevilla del Circuito de Novilladas de Andalucía. Y también me he anunciado en ferias importantes, con la idea de prepararme bien para tomar la alternativa.

-Siempre se ha valorado de Marcos Linares el valor y la capacidad para resolver los problemas que presentan los novillos. Aunque tampoco está exento de calidad su toreo. ¿Cómo te defines?

-Me alegra mucho que los aficionados valoren mi capacidad para resolver los problemas que presenta cada novillo. Yo creo que eso viene, sobre todo, cuando he lidiado ese tipo de encastes que no lo ponen nada fácil. Pero realmente por lo que se caracteriza mi toreo es por intentar torear lo más despacio posible, con mucha estética y plasticidad, que es lo que impacta en el tendido y donde yo me siento más a gusto y torero.

-La autoridad que muestras ante los novillos quizá se vea con frialdad. ¿Piensas que tu toreo va a tener más importancia con el toro?

-No creo que sólo se pueda mejorar, también potenciar. Este año a partir de agosto he tenido una racha en la que los novillos no han embestido, pero creo que he podido mostrar a lo largo de todo el año que sé torear, no sólo resolver, esperando que ya de matador de toros pueda mostrar mis condiciones en plenitud.

-Durante tu etapa de novillero has toreado en las plazas más importantes, acartelado en algunas de las ferias más relevantes, siempre con resultados muy positivos. ¿Cómo llegas a la alternativa? ¿Y cómo esperas el futuro ya de matador de toros?

-Llega el momento de dar el paso y convertirme en matador de toros. Estoy muy ilusionado y con muchas ganas. Soy joven, pero creo tener la cabeza bien puesta y después de tomar la alternativa siempre ocurre ese parón, ese periodo de tiempo en el que se torea menos. Pero estoy seguro, y no me da nada de miedo decirlo, que tras ese parón voy a demostrar quién soy.

-Jaén y su plaza de toros la conoces muy bien de tus años como alumno de la Escuela Cultural de Tauromaquia. ¿Pero siendo de Linares, te hubiera gustado tomarla en tu tierra durante su Feria de San Agustín?

-¡Hombre, claro! Me hubiera encantado tomarla en la feria de Linares por todo lo que conlleva. Me siento muy de Linares, muy de mi tierra. Pero por las circunstancias del toreo no ha sido posible el sueño que uno tiene y no pasa nada. Es la plaza de Jaén, la que conozco bien de mi etapa en la escuela taurina y estoy contento y feliz por ello.

-¿De quién te acuerdas en estos momentos?

-Me acuerdo mucho de mi familia, de mi madre, de mi abuelos, de mis tíos, de María Jesús Gualda, que ha sido una persona clave en mi carrera porque me ha ayudado muchísimo en el campo y a la hora de gestionar mi carrera, sobre todo en los principios. Doy las gracias a mí círculo más cercano, a mi cuadrilla, mi mozo de espadas, mi ayuda y a toda la gente que siempre ha estado cerca de mí. Yo soy una persona que depende mucho de sus amigos y de la familia para estar bien, y por ello doy las gracias a todos.

-¿Cuál va a ser el color del traje que lleves para ese día único?

-Lo siento mucho, pero no puedo decirlo. Eso es como cuando uno va a hacer la comunión. Ese día, tan solo fueron mis padres los que lo sabían. En este caso, mi mozo de espadas y yo somos los únicos que lo sabemos, pero seguro que va a gustar mucho, muy personal y de estreno, claro.

-Dime un secreto. ¿Quién va a ser el destinatario del brindis de tu primera faena como matador de toros?

-Tampoco lo puedo decir. Pero será una persona que ha sido muy importante para mí, no sólo en lo taurino, también en la parte personal. Soy torero, pero también persona.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando