ENTREVISTA

Mariscal Ruiz: “La referencia familiar pesa pero también ayuda”

Guiomar de Urioste
jueves 26 de octubre de 2023
El novillero sevillano ha sido uno de los nombres destacados de final de temporada tras alzarse con el certamen Camino Hacia Las Ventas y cortar una oreja en el festival benéfico de la Maestranza

Nieto, hijo y sobrino de toreros, es el último eslabón de la dinastía Mariscal. Cortó una oreja en Madrid y se proclamó vencedor en el certamen Camino hacia Las Ventas, poniendo el broche final a una exitosa temporada en el festival benéfico de Sevilla.

-Eres el último ganador del certamen Camino hacia Las Ventas. Primero de todo, ¿cómo te sientes?

-Estoy muy feliz, es un certamen muy importante que ilusiona mucho a los novilleros. Mucha satisfacción, felicidad. Nervios también, porque también significa que el año que viene me espera más gente en la zona de Madrid. También responsabilidad; cuando supe que iba a torear en Madrid eso conllevó más presión y nervios, siendo una plaza tan importante para un novillero como yo, que estoy empezando ahora.

-La final del XI certamen fue atípica, ya que tras la cogida sufrida por Álvaro Serrano en el primer novillo quedó un mano a mano con tu compañero de escuela Sergio Rollón. ¿Cómo fue competir directamente contra uno de tus compañeros de escuela taurina?

-El hecho de que cojan a un compañero siempre es feo, sobre todo para chavales que llegamos a Madrid con toda la ilusión del mundo, esperando torear en la primera plaza del mundo y es algo terrible, no solo para él, también para nosotros. La final quedó atípica, sí, encima un mano a mano en Madrid, que siempre es algo especial. Ya desde el principio de temporada, cuando hablábamos Sergio (Rollón) y yo en la finca de El Juli, en los días de campo, nos reíamos al pensar que a lo mejor podríamos torear juntos en la final, que nos gustaría mucho a los dos y al final fíjate, ha acabado siendo así.

-Además de ganar el certamen en Madrid, cerraste la temporada cortando una oreja en el festival benéfico en Sevilla. ¿Qué cambios has visto en ti entre el principio de esta temporada y el final?

-Ha habido una evolución notoria porque es verdad que al principio de temporada tenía en mente intentar torear lo más posible, aunque no tenía casi nada cerrado. Y al final, gracias al Circuito de Novilladas de Andalucía he podido torear tres tardes en Sevilla y con el certamen he podido torear una en Madrid y ha sido una alegría. Creo que además es algo que nadie me ha regalado y por lo que he trabajado y me he esforzado mucho, y siempre es un orgullo tener resultados como estos.

-¿En qué ha notado la repercusión de haber ganado la novillada final del Camino hacia Las Ventas?

-El aficionado duro de Madrid dijo que fui buen torero, a la gente le gustó y creo que eso es una de las cosas más bonitas e importantes para mí.

-Antes pertenecía a la Escuela Taurina de Camas y actualmente figura como alumno de la Escuela Fundación El Juli.

-En las dos escuelas he estado muy cómodo. En las dos me he sentido muy bien, con los maestros también. Las escuelas están para ayudarnos y ponernos a funcionar en los circuitos fuertes como Madrid y Andalucía. Para nosotros los circuitos son muy importantes. Gracias a ellos he podido estar acartelado en Las Ventas, nos da un renombre importante en el escalafón. Sin ellos torearíamos menos; son fundamentales. Ojalá sigan adelante. Estoy agradecido por el año que he tenido y todos los favores que me han hecho.

-¿Cuándo llegará el debut con caballos?

-Me gustaría que llegara a principios de temporada, pero todavía no está cerrado nada. Está apalabrado, por así decirlo, pero no cerrado. Lo suyo sería hacerlo a principios de temporada, para poder hacer Sevilla. Madrid me gustaría reservarlo para cuando esté más placeado. Me encantaría una temporada como esta, tan completa y bonita, con caballos.

-En la final del certamen en Madrid clavaste banderillas en los tres novillos que lidiaste.

-Es una suerte en la que estoy muy cómodo. En Madrid no se me dio especialmente bien; el ruedo es más grande, hay más espacio que abarcar, el novillo tiene más arena para moverse. Además, mi padre y mi abuelo fueron banderilleros (aunque ya están retirados) y desde pequeño me ha llamado mucho la atención y creo que es algo que complementa mi tauromaquia.

-¿Surgió el deseo de ser torero como algo natural debido a tu ambiente familiar?

-Mi abuelo tiene una placita en casa y mis primos y yo siempre jugábamos ahí de pequeños; he crecido rodeado de toros. No ha sido tampoco una imposición ni mucho menos, me han dado más opciones -mi madre lo quería evitar un poco; me apuntó a cantar, a guitarra, a fútbol, etc-, pero yo dije que quería ser torero y aquí estoy. Es lo que veía en el día a día.

– El que tu padre, Luis Mariscal, fuera torero y luego subalterno como tu abuelo y que tu tío, Salvador Cortés, sea también torero, ¿es más un peso o una ventaja?

-Mi tío Salvador, por ejemplo, sigue en activo y en mi familia todos han sido toreros en algún momento. Mi abuelo fue banderillero y actuó con figuras del toreo en los años 80 y mi padre fue torero y luego pasó a subalterno. Quizá mi tío es el que ha dejado el apellido Mariscal más arriba y me va a costar superarlo. Mi primo, Pedro José Mariscal, también es banderillero, y de hecho vino conmigo a Madrid.

Se puede ver de las dos maneras, como una responsabilidad y como ventaja. Es verdad que mucha gente viene a verme con el apellido en mente, pensando “este es Mariscal también, nos hará disfrutar”. Por esa parte es un peso. Pero yo prefiero verlo como una ventaja; mi abuelo, mi padre y mi tío son de épocas diferentes del toreo y me gusta escucharlos para aprender, para saber cómo hacer las cosas y para conocer experiencias que ellos ya han pasado.

-Sin contar con tu padre y tu tío; ¿quiénes son tus referentes en el toreo?

-Mis dos grandes referentes son Morante de la Puebla y José Tomás; los dos son toreros más o menos mediáticos y remarcados. Han marcado sus épocas y aunque hay gente que los ve muy diferentes a mí me gusta mucho su concepto, el de ambos. También me fijo mucho en los maestros Dominguín, Yiyo, Rafael de Paula… No quiero tener sólo una visión, pero diría que los que más me han marcado desde niño han sido Morante y José Tomás.

-¿Y de tu generación?

-Ahora mismo en la cantera de novilleros hay compañeros que no lo ponen fácil: he podido competir en Sevilla, en la final, contra Javier Zulueta, que creo que es un gran torero. Me parece que Sergio Rollón, a quien me enfrenté en la final de Madrid, tiene un buen concepto. Tras el debut con caballos me gustaría compartir plaza, y ojalá así sea, con Marco Pérez, Mario Navas o García Pulido. También me he quedado con ganas de torear con Álvaro Serrano, que como fue cogido por el primer novillo en la final del certamen de Las Ventas, no pudimos torear juntos.

-¿Cuál será el próximo paso en tu carrera?

-Debutar con caballos y y darlo todo. Si este año al principio me dicen que iba a torear en Madrid no me lo habría creído. Al final este año me ha sorprendido y el año que viene podría sorprenderme también.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando