www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

La Pascua romana

Ninguna de las cuatro ganaderías que lidiaron corrida en Arles en la Pascua de 2013 repite en 2014. Ni Torrestrella, ni Cebada Gago, ni Fuente Ymbro, ni Victorino Martín. Solo hay dos hierros fi­jos en la temporada de Arles: Miura, que es tan tradición como en Sevilla o Pam­plona, y Garcigrande-Domingo Her­nán­dez, la más estable de todas las in­cor­po­raciones recientes. Cada uno a su ma­nera, los dos ganaderos han servido es­pectáculos de emoción.

Sin la etiqueta de plaza o afición torista al modo de Vic o Cèret, Arles combina gusto torista y acento torerista. Se cultivó el modelo de corrida concurso, ahora en barbecho pese a ser modélica dentro de su género; no suele faltar el mano a mano en desafío convencional; y, en fin, en septiembre, celebrará Juan Bautista, torero predilecto del país, sus quince años de alternativa con gesto mayor: una corrida de único espada con toros de seis ganaderías distintas.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS