www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

La batalla de Vitoria

La rancia tradición taurina de la capital del País Vasco, amenazada por una torticera política municipal inspirada en el modelo abolicionista de Barcelona. Una feria sin relevancia. Y desenterrado un fantasma: once años después de inaugurada la plaza nueva, no está claro el sentido de una operación urbanística que camufla las fiestas de toros

El antiguo Depósito de Aguas de Vitoria se reconvirtió en 1990 en una singular sala de exposiciones. Un sótano anexo al vanguardista Centro Montehermoso. Un prodigio el espacio, su acústica y su iluminación. Opaco silencio para contemplar imágenes como dentro de una nube. Como el toreo de salón ante un espejo. Sin contar Barcelona, Madrid y Almería, Vitoria fue la ciudad española pionera en el reconocimiento de la fotografía como una de las bellas artes.

- Un gobierno municipal nacionalista en minoría se ha puesto como meta la interdicción de los toros mediante la fórmula de las consultas populares que los Tribunales Superiores vienen declarando nulas o ilícitas

- ¿Los toros de la Blanca? Doce en puntas. Uno de Vegahermosa de bravo y algo agresivo espíritu; una corrida de variadas y notables calidades de Valdefresno, atanasios puros y buenos; una entrega más del terremoto Roca Rey...

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2029

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2029 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2029 para Android