www.aplausos.es

Firma invitada: José Mª Jericó

Hablando de los derechos de los animales

Hablando de los derechos de los animales

Muchos pensamos que es una inmoralidad el trato que se da a las mascotas en plan vip, humanizándolas mientras millones de niños tanto en España como en el mundo entero lo están pasando fatal, muriendo de hambre o en el Mediterráneo al huir de la pobreza y de las guerras que asolan sus países.

La amenaza que atenaza a la Tauromaquia por parte de los partidos que han escogido como bandera el animalismo es cada vez más evidente. Lo hacen como si a los demás no nos importaran los animales y claro que nos importan pero sin llegar a las gazmoñerías en las que incurren todas esas personas que prefieren una mascota a tener un bebé. El negocio de las mascotas es multimillonario, tanto que las cifras marean. En las tiendas del ramo se pueden ver la cantidad de artículos que ofrecen, entre otros: ropa de diseño exclusivo, cochecitos para pasearlos, camas, juguetes y un largo etc., que de verdad sorprende y abruma. Pero bueno, el negocio es el negocio, y hacen bien de aprovecharse los comerciantes del ramo, faltaría más, aunque muchos pensemos que es una inmoralidad el trato que se da a las mascotas en plan vip, humanizándolas mientras millones de niños tanto en España como en el mundo entero lo están pasando fatal, muriendo de hambre o en el Mediterráneo al huir de la pobreza y de las guerras que asolan sus países.

Conozco a muchos aficionados que tienen mascotas y les dan un trato correcto no exento del cariño al que a veces se hacen acreedores los animales, muchos tienen hijos y los llevan a los toros y los educan en el conocimiento del toro bravo y del fin para el que se cría. Muchos de estos niños ya adultos han acabado sus estudios, aman la tauromaquia y a los animales. Sus padres supieron darles valor a sus derechos sin transgredir el de los demás.

Los antitaurinos solo usan los derechos de la infancia según sus intereses ideológicos, está claro y lo estamos viendo a diario, pero de los más de 10.000 niños desaparecidos en manos de las mafias para dedicarlos a la esclavitud, prostitución o al espelúznate tráfico de órganos, no se acuerdan. Aún no les he visto manifestarse en defensa de la infancia y pedir a los organismos internacionales que se investigue el paradero de esos miles de niños desaparecidos. No me extraña, claro, pues su prioridad no es otra que el hacer desaparecer los valores y las tradiciones culturales de España, la nación más antigua de Europa.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti