www.aplausos.es

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Madrid: brillo de Curro Díaz en un mano a mano sin historia

El torero de Linares firma lo más destacado y saluda la única ovación en una tarde condicionada por el deslucido comportamiento de la corrida de Montealto

Fotos: JAVIER ARROYO

Abrió plaza un toro fuerte y serio que no tuvo ninguna clase y que se paró. Curro Díaz, que brindó su labor a José Garrido, cuajó una faena pulcra y firme, aunque carente de opciones de lucimiento. Lo mejor, la gran estocada con la que tumbó al toro.

Deslucido el tercero, fue éste un toro áspero y sin clase. De media arrancada, el toro desarrolló complicaciones por su manera de no emplearse y quedarse corto. Sin opciones el torero de Linares, que tras intentarlo sobre ambas manos, mató de pinchazo y media estocada.

Curro Díaz saludó una ovación tras pasaportar al quinto, un toro jabonero más noble y con más recorrido pero que no terminó de emplearse por abajo. Tuvo más emoción que calidad. El de Linares, entregado desde el primer muletazo, cuajó una faena cargada de emotividad, con muletazos carísimos sobre ambas manos. La tendencia del animal a puntear los engaños impidió que hubiese una tanda redonda, cuestión solventada por Curro Díaz con una donusura y un manejo exquisito. El toreo de repertorio y el buen gusto general imprimió a la obra toreria y sabor. Concluyó de una estocada contundente en el rincón. Todo lo puso el diestro.

DISPOSICIÓN DE JOSÉ GARRIDO

El segundo fue un animal que embistió con nobleza en los primeros tercios pero llegó parado y sin empuje a la muleta. José Garrido anduvo lucido con el capote en lances a la verónica y compuso una faena larga y premiosa en la que expremió a su oponente con solvencia.

Buenas hechuras lució el cuarto, que sin embargo no rompió hacia adelante y se apagó en el último tercio. Noble y presto de salida, José Garrido lo toreó con buen aire de capa, destacando unos lances a pies juntos. La faena no pasó del tono medio por la escasa raza del animal.

Al igual que toda la corrida, el sexto fue un animal deslucido, que tuvo cierta nobleza en los primeros tercios pero que llegó reponiendo al último tercio y cambiando el ritmo. José Garrido puso empeño dentro de un conjunto en el que cumplió pero en el que no tuvo opciones.

Madrid, domingo 16 de abril de 2017. Corrida del Domingo de Resurrección. Toros de Montealto. Bien presentados, de desigual remate y hechuras, deslucidos en conjunto por su falta de raza y fondo. El de mejor condición el quinto pero sin clase. Curro Díaz, palmas, silencio y ovación con saludos; José Garrido, silencio, silencio y silencio. Entrada: Media plaza. Los dos toreros fueron obligados a saludar antes de salir el primer toro de la tarde.

PARTE MÉDICO DE ANTONIO CHACÓN: "Puntazo corrido y rotura fibrilar 1/3 distal bíceps femoral muslo derecho. Es atendido en la enfermería de la Plaza de Toros y se traslada al Hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico reservado. Firmado Dr. García Padrós."

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti