www.aplausos.es

FERIA DE ABRIL

Un rotundo y macizo Roca Rey acaricia la gloria en Sevilla

El peruano corta dos orejas y pierda otra con la espada frente al sexto, en una tarde en la que Derramado, de Victoriano del Río, fue premiado con la vuelta al ruedo

El tercero fue devuelto por su falta de fuerzas. En su lugar salió un sobrero con el hierro de Toros de Cortés. Dos orejas cortó Roca Rey del sobrero, un toro de casi 600 kilos que al principio de la faena, salió huyendo al galope buscabndo la zona de toriles donde quería estar estar y se sentía a gusto el animal. Allí le planteó la faena Roca Rey, en una labora en la que transmitieron los dos, toro y torero. Faena maciza y rotunda del peruano, que hizo vibrar a la Maestranza, sin importarle el fuerte viento. Estoconazo al encuentro. Dos orejas tras aviso.

Roca Rey perdió la Puerta del Príncipe por la espada. El sexto fue un toro mansurrón, deslucido por suelto. Aprovechó el torero que iba y venía el toro para extraer algunos muletazos de buena factura. Faena algo venida a menos enmedio de la lluvia, con el toro también venido abajo. De acertar con la espada, con el público muy a favor, hubiese paseado esa oreja necesaria para salir por esa puerta deseada.

UN GRAN TORO

Fue el cuarto un toro importante. Extraordionario. Derramado, nº 51, castaño y de 520 kilos, fue premiado con la vuelta al ruedo por su bravura. Saludó en banderillas José Chacón tras pelear muy bien en varas. Espectacular el arranque de Castella con la muleta, con unas primeras tandas macizas con el toro embistiendo con una calidad apoteósica, con prontitud y transmisión. Duró el de Victoriano del Río, que sirvió sobre ambos pitones, embistiendo por abajo, con repetición. La faena bajó un poco de intensidad pero tuvo el nivel necesario para cortar algún trofeo de no haber utilizado el descabello en tres ocasiones tras la estocada. Vuelta al ruedo también para Castella, tras aviso.

Castella recibió al primero de la tarde a portagayola, aguantando muy bien los amagos del animal. Muy bien presentado el toro, que salía abanto en los capotazos de tanteo y derribó al picador José Doblado, que acababa de salir al ruedo, viviéndose unos momentos de apuro. El toro fue a menos y llegó muy parado a la muleta, por lo que el francés no pudo ligar faena alguna. Capítulo en blanco. Silencio para Castella.

MANZANARES, SIN OPONENTES

Manzanares estuvo por encima del segundo, un toro manso, que mientras tocaba la muleta, se venía arriba y sacaba genio, pero en cuanto se sintió podido y templado por el alicantino, se rajó. Toro manso de verdad y Manzanares muy bien, apostando por el toro incluso más de lo que merecía el animal. Estocada importante del torero. El viento molestó mucho durante toda la lidia.

Buena disposición de Manzanares ante el quinto, el toro más descastado del conjunto, que se defendió y protestó en la muleta, incluso fue peligros por el izquierdo. Manzanares dejó algunas tandas mandonas sobre la diestra, intentando sacar lo poco que tenía el toro. De nuevo, por encima del toro. Casi entera tras pinchazo. Ovación con saludos.

Sevilla. Viernes, 5 de mayo de 2017. Cinco toros de Victoriano del Río (1º, 2º, 4º, 5º y 6º) y uno de Toros de Cortés (3º bis), desiguales de presentación y juego. El 4º, Derramado, nº 51, castaño y de 520 kilos, fue premiado con la vuelta al ruedo. Sebastián Castella, silencio y vuelta al ruedo tras aviso; José María Manzanares, ovación con saludos tras aviso y ovación con saludos; y Roca Rey, dos orejas tras aviso y palmas tras aviso. Entrada: Lleno de "No hay billetes". Saludó en banderillas José Chacón frente al 4º. Roca Rey salió a hombros.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti