www.aplausos.es

FERIA DE SAN ISIDRO

Destellos de Curro Díaz con deslucida corrida de Montalvo en Las Ventas

Se salvaron de la quema dos toros: el manejable tercero y el cuarto por el pitón izquierdo, con más movilidad que clase

Fotos: JAVIER ARROYO

Deslucido el primer toro de Montalvo, que tuvo tanta nobleza como escasa fuerza, razón por la que fue protestado. Curro Díaz toreó relajado y despacio con el capote y buscó con la muleta sostener al animal en la media altura a base de temple. Silencio tras una estocada defectuosa y otra en la que se tiró con rectitud, resultando trompicado a la altura del pecho. Antes, en el tercio de banderillas, resultó cogido el tercero de su cuadrilla, Manuel Muñoz "Lebrija", que fue trasladado de inmediato a la enfermería.

Se movió con brusquedad el cuarto, que tuvo nobleza por el pitón izquierdo pero sin rebosarse y punteando los engaños. Le faltó entrega pero resultó manejable, aunque sólo por el pitón izquierdo. Por la derecha el animal se rebrincó y tuvo un incierto comportamiento. Faena decidida de Curro Díaz, entera por la mano izquierda. Hubo muletazos exquisitos al natural, abriendo las tandas a distancia. No fue una faena redonda, tuvo la imperfección de las caras improvisaciones. Emborronó su labor por una estocada defectuosa. Al final, división de opiniones.

El segundo fue un toro deslucido. Sin fuerza y sin clase. Paco Ureña se esforzó por lograr estructurar una labor templada pero el animal no respondió. Sin opciones el murciano, que no logró lucimiento alguno. Estocada que hace guardia y descabello. Silencio.

Esfuerzo de Ureña frente al quinto, que le hizo hilo de salida y a punto estuvo de cornearle contra las tablas en un instante dramático. El animal tuvo nobleza pero careció de empuje. El murciano, asentado, tiró de su oponente y logró muletazos sueltos de buen trazo. Se atascó la espada. Silencio.

Se movió y prestó el tercero de Montalvo, que tuvo nobleza y bondad. Manejable ejemplar. López Simón estuvo centrado con el animal aunque sin que su correcta labor llegase a tomar vuelo. Hubo muletazos sueltos de buena factura pero faltó continuidad. Estocada trasera. Silencio tras aviso.

Deslucido el sexto, toro rebrincado y sin fuerza, de embestida irregular y descastada. Faena de empeño de López Simón, que estuvo tiempo delante del animal aunque sin opciones. Silencio.

Madrid, lunes 15 de mayo de 2017. Quinto festejo de San Isidro. Toros de Montalvo. Bien presentados, desiguales y dispares de hechuras, nobles, bajos de raza y de fuerza y deslucidos en conjunto. Sin clase. El de mejor condición, el 3º. Con movilidad, pero sin clase el 4º por el pitón izquierdo. Curro Díaz, silencio y división de opiniones; Paco Ureña, silencio en ambos; y Alberto López Simón, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Casi lleno. Saludaron tras parear al tercero Domingo Siro y Jesús Arruga. Asistieron al festejo desde la meseta de toriles el Rey Emérito, Don Juan Carlos I, y la Infanta Doña Elena con su hija Victoria Federica.

PARTE FACULTATIVO DE MANUEL MUÑOZ "LEBRIJA".- "Herida por asta de toro en tercio medio de cara posterior de muslo izquierdo de 20 cm. alcanzando el fémur, contusiona nervio ciático y causa destrozos en los músculos isquiotibiales. Intervenido bajo anestesia general, se le traslada a la Clínica San Francisco de Asís a cargo de la Fraternidad. Pronóstico: Grave. Firmado: Dr. García Padrós".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti