www.aplausos.es

FERIA DE SAN ISIDRO

Extraordinario Ferrera, oreja de peso en Madrid

El extremeño cuaja una obra plena de naturalidad, hondura e improvisación frente al quinto de Las Ramblas. Ovaciones para Padilla y Escribano

Fotos: JAVIER ARROYO

Antonio Ferrera enseñó una vez más el momento artístico que atraviesa. Lo hizo en el quinto, ante un toro de Las Ramblas que fue el que más fondo y nobleza sacó. Pero que se encontró con la seguridad y la inteligencia de Antonio Ferrera, que lo supo administrar, darle las ventajas y marcarle los tiempos para ir dibujando una faena profunda y exquisita; como las grandes obras, de menos a más. Y que tuvo, en su tramo final, dos tandas de naturales extraordinarias, que juntaron despaciosidad, asiento e improvisación. La misma que aplicó en toda la faena y todo revestido de una gran torería y naturalidad. La rúbrica fue una estocada hasta las tintas que hizo rodar al toro. Oreja con fuerte petición de la segunda.

⁠⁠⁠Armonía y naturalidad aplicó Antonio Ferrera frente a un segundo que atendió a los toros con nobleza pero nunca se empleó y se rebrincaba en los embroques. Faena sosegada del extremeño que puso suficiencia y técnica. Silencio tras estocada desprendida. En quinto lugar, salió Faena que marca el momento artístico del extremeño.

Blando el primer toro de Las Ramblas que tuvo nobleza pero le faltó fondo y fuerza. Banderillearon los tres matadores con oficio. Sin opciones Padilla que manejó con suavidad al animal y que acabó con él de una estocada. Con seis largas de rodillas y una revolera recibió Juan Jose Padilla al cuarto. Banderilleó con brillantez, con dos buenos pares de poder a poder. El toro se movió con la cara alta y sin celo a la muleta de Padilla que estuvo entregadísimo desde el primer instante, iniciando la faena de rodillas. Disposición del jerezano que estrelló su ambición con el poco fondo del de Las Ramblas. Estocada tendida, descabello y ovación con saludos.

Firme Manuel Escribano frente al descarado y parado tercero, toro sin empuje y agarrado al piso con el que el de Gerena cumplió exprimiendo al animal en la distancia corta. Estocada final. Buen toro el sexto que tuvo movilidad y entrega, bien aprovechada por Manuel Escribano que lo recibió de rodillas en chiqueros, banderilleó con lucimiento y cuajó una faena templada y ligada, con carácter y reunión. Hubo muletazos buenos en los medios. Saludó una ovacion tras emborronar su actuación con una fea estocada.

Las Ventas (Madrid). Domingo, 21 de mayo. Undécima de abono. Toros de Las Ramblas, bien presentados, serios, hondos y nobles pero justos de raza; a excepción del 5º y 6º, que tuvieron más empuje. Juan José Padilla, silencio y ovación con saludos; Antonio Ferrera, silencio y oreja con fuerte petición de la segunda; y Manuel Escribano, silencio y ovación con saludos. Entrada: Casi lleno.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti