www.aplausos.es

FERIA DEL ÁNGEL

Enrique Ponce y Morenito de Aranda, gran homenaje a Víctor Barrio en Teruel

Cuatro orejas se reparten el valenciano y el burgalés, pocas opciones tuvo Curro Díaz en una corrida de Adolfo que, menos su lote, dio mucho juego

Fotos: J.F. BASCÓN

Gran tarde la vivida en Teruel que sirvió como homenaje a Víctor Barrio. Tras el paseíllo, se guardó un minuto de silencio que fue amenizado por la voz de Inma Vílchez con una obra suya dedicada al torero. El público, luego, sacó a los matadores a saludar y al ganadero de Los Maños.

Clase tuvo el primero de Adolfo Martín, que sembró el desconcierto en banderillas pero acabó embistiendo en la muleta. Ahí estuvo cumbre Enrique Ponce, que brindó al cielo y que toreó al ralentí, de principio a fin. Una faena reunida y honda, en lo fundamental y en lo accesorio. Además, dejó una media estocada muy efectiva. La faena era de dos orejas pero el palco se negó a dar la segunda.

Mucha nobleza y menos recorrido tuvo el cuarto, al que Enrique Ponce toreó de manera muy templada en una labor que ascendente. Por ambos pitones y sobre ambas manos. Cumbre final del valenciano que se entregó, como si empezara de novillero, de rodillas para rematar su labor. El pinchazo hondo y los dos descabellos no impidieron cortar la oreja, que paseó con una fortísima y larguísima ovación al grito de "torero, torero".

No humilló nada el segundo de la tarde que, además, no tuvo clase. Curro Díaz brindó la faena a Morenito de Aranda y logró robarle muletazos al áspero Adolfo, sin embargo, la faena no creció. Mató de estocada caída y fue ovacionado.

Toro sin celo fue el quinto, al que Curro atacó con fe y con el que logró muletazos de gran belleza. El toro hizo imposible la continuidad de la faena; así, el de Jaén dejó perlas sueltas. Mató de estocada caída y fue ovacionado tras la petición de oreja.

Morenito de Aranda brindó la faena al cielo de un buen toro de Adolfo Martín, noble y humillador. Ligó buenas tandas al natural y dejó derechazos muy ensimismado, reunido. Buena labor del burgalés que dejó una estocada caída y cortó una oreja.

Muy asentado anduvo Morenito de Aranda en el sexto. Un buen toro, que humilló, pero que fue más parado de lo deseable para ser muy bueno y al que Morenito le buscó las vueltas en una faena que brindó a sus dos compañeros de cartel. El tramo final al natural tuvo categoría. Mató de pinchazo y estocada y cortó una oreja.

Teruel. Sábado, 8 de julio. Corrida en homenaje a Víctor Barrio. Toros de Adolfo Martín, de correcta presentación y buen juego, en general. Menos opciones tuvieron 2º y 5º. Enrique Ponce, oreja con petición de la segunda y oreja; Curro Díaz, ovación y ovación tras petición; y Morenito de Aranda, oreja en ambos. Entrada: Casi lleno. Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio por Víctor Barrio, amenizado por la voz de Inma Vílchez.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti