www.aplausos.es

FERIA DEL CABALLO

Padilla se despide de Jerez por la puerta grande

El de Jerez corta tres orejas; un trofeo logra Manzanares y detalles a la verónica en la vuelta de Morante

sábado 12 de mayo de 2018, 18:13h

Fotos: ARJONA

Abrió plaza un toro abrochado de pitones y justo de trapío. Lances de Padilla recibiéndolo y una vara recibió el astado en la que cumplió. El de Jerez colocó tres pares de banderillas con vibración y tras ellos comenzó la faena llevando al de Juan Pedro por abajo. Se le coló el toro y lo puso en aprietos con el viento azotando fuerte, pero no se amilanó Padilla y cuajó los mejores momentos en dos tandas con la izquierda en las que le echó los vuelos y lo llevó largo. El toro acortó su viaje y Juan José lo mató de una estocada tendida. Una oreja.

Muy terciado resultó el segundo de la tarde. Un toro descastado y con pocas fuerzas que no permitió el lucimiento de Morante. Dos verónicas en el saludo sin poder rematarlo. Tomó una vara sin entrega el toro de Domecq y, desfondado en la muleta del de La Puebla, tuvo poco recorrido. Lo intentó Morante en una tanda con la derecha pero abrevió y se fue a por la espada. Dos pinchazos y estocada. Silencio.

El tercero fue un toro acapachado y muy flojo, que no se picó en la única entrada que fue al caballo. Pocas fuerzas tuvo en el último tramo de su lidia y con él, Manzanares realizó una faena de porfía y voluntad con algún muletazo suelto de buena factura. Muy molestado por el viento, la faena tuvo altibajos intermitencias rematando su actuación de un pinchazo hondo y descabello. Silencio.

Bonito de hechuras, algo más alto de agujas, pero con movilidad fue el toro de la despedida de su tierra de Padilla. El de Jerez lo recibió con dos largas en el tercio seguidas de lances buenos a la verónica. Una vara recibió el toro en la que empujó con un solo pitón. Brindó Padilla a sus padres y a partir de ahí protagonizó una faena de entrega, arrojo y vibración, comenzada de rodillas en el centro con muletazos sobre la diestra. La faena tuvo mejor trazo por la derecha, y un poco más atropellada con la izquierda pero siempre con un torero en efervescencia. Al final se rajó el toro y se fue a tablas. En la muleta había embestido con clase por abajo. Remató con manoletinas y concluyó su actuación de un pinchazo hondo tendido y estocada. Dos orejas asegurando su salida a homrbso por la puerta grande. Al finalizar la vuelta al ruedo triunfal se volvió a reproducir el grtio de guerra entre el público: ‘illa, illa Padilla maravilla’.

El quinto, mal presentado, escurrido de carnes y estrecho, permitió un saludo a la verónica de Morante con cuatro lances enormes. Tomó el toro una vara sin entrega pero después, apretó en banderillas, persiguiendo a Lili hasta llegar a estrellarse contra el burladero. Muy parado en la muleta, Morante sacó pases suelto sobre la derecha con belleza pero sin posible ligazón. A zapatillazos provocó al toro, noble pero muy descastado. Pasajes bellos aislados. Dos pinchazos sin soltar y estocada. Saludos tras aviso.

Mal presentado por anovillado fue el que cerró el festejo un toro que fue recibido con buenos lances por Manzanares. Se lució "El Suso" en banderillas y con el de Juan Pedro, incómodo en sus embestidas y rebrincado, el torero de Alicante le costó ligar faena, alcanzando el lucimiento en una tanda final. Repuso el toro por el pitón izquierdo y resultó por ello imposible lucirse al natural. A pesar de ello, estocada y una oreja.

Jerez de la Frontera. Sábado 12 de mayo de 2018. Última de feria. Toros de Juan Pedro Domecq pobres de presentación y juego, baja de raza y fuerzas. El mejor, el cuarto. Juan José Padilla, oreja y dos orejas; Morante de la Puebla, silencio y saludos tras aviso; José María Manzanares, silencio y oreja. Entrada: Lleno con "No hay billetes". El diestro jerezano Juan José Padilla recibió un obsequio de los alumnos de la Escuela Taurina de Jerez tras lo cual saludó una ovación cerrada del público desde los medios.