www.aplausos.es

VIRGEN DE LA VEGA

Liricoso, de Montalvo, indultado en Salamanca tras una grandiosa faena de Ferrera

Gran tarde del extremeño, que también cuajó al segundo toro de su lote en una tarde en la que Castella saludó una ovación y Ginés Marín fue silenciado

jueves 13 de septiembre de 2018, 19:09h

Fotos: ISMA SÁNCHEZ

La corrida comenzó con el indulto de Liricoso, de Montalvo, un toro cuajado y serio, muy aplaudido de salida. Muy bien Ferrera en el saludo a la verónica. Tomó un puyazo defendiéndose y cortó en banderillas por el pitón derecho. Empezó la faena de muleta y pronto empezó Liricoso a cantar sus virtudes y su grandeza, desde que Ferrera se dobló por abajo con mucha torería. Fue el inicio de una grandiosa faena, con gusto, aroma y plasticidad, mientras el toro embestía haciendo el avión. Mucha lírica de Ferrera frente a Liricoso. Puso fin al trasteo con cuatro solemnes naturales en medio de una gran división de opiniones en la plaza: unos pidiendo el indulto del ejemplar y otros, reclamando que lo matase. Al final asomó el pañuelo naranja y Ferrera dio la vuelta al ruedo, sin trofeos, junto al mayoral en medio de una gran división por la decisión adoptada por el presidente.

Ferrera recibió al segundo de su lote con lances con medio capote previos a un gran quite. Llevó al animal al caballo mediante un galleo por chicuelinas. Se dolió en banderillas el toro y en el inicio de faena, sin embargo, salió el gran Ferrera con sentido lidiador y excelsa torería para ahormar al animal y llevarlo a los terrenos de tablas. Allí protagonizó dos sensacionales series de naturales, mostrando el toro sus virtudes sobre el pitón izquierdo. Mató de estocada y descabello, para cortar una oreja.

El segundo, otro toro de bella lámina y gran presencia, embistió sin fijeza en el capote de Castella. Tomó un puyazo e inmediatamente el matador quitó por chicuelinas. Precioso inicio de faena, a la postre lo mejor de su trasteo, para dar paso a un toreo de cercanías frente a un toro cada vez más parado.

El quinto, también de bella lámina y aplaudido de salida al igual que sus hermanos, no se empleó en el capote. Tomó un puyazo y se mostró reservón en banderillas. Llegó muy parado a la faena de muleta. A pesar de ello, Castella lo intentó, pero sin resultados por la condición de su oponente. Mató de tres pinchazos, estocada y un descabello.

El tercero también fue aplaudido de salida y su matador, Ginés Marín, lo lanceó vistosamente de capa. Cuatro verónicas y una media que fueron carteles de toros. Tras un puyazo, Marín tomó la muleta e intentó un triunfo que se resistió por las escasas condiciones del toro, hasta ese momento el peor del encierro. Mató mal y fue silenciado.

No pudo lucirse con el capote Ginés Marín ante el sexto. Lo brindó a El Viti y comenzó la faena con doblones, pero el animal manseó y salió con la cara alta. Intentó todo sobre ambas manos, sin lograr lucimiento ante un toro reservón. Lo mató de estocada trasera y fue silenciado.

Salamanca, jueves 13 de septiembre de 2018. Toros de Montalvo, muy bien presentados, aplaudidos los seis de salida. De juego desigual. El mejor fue el 1º, Liricoso, negro mulato, número 42, de 535 kilos, nacido en diciembre de 2013, que fue indultado. Antonio Ferrera, vuelta al ruedo con el mayoral tras el indulto y oreja; Sebastián Castella, ovación y silencio; Ginés Marín, silencio en ambos. Entrada: Media plaza.