www.aplausos.es

FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

Oreja para Román y puerta grande para Cubas en Lima

Diego Silveti, que confirmaba alternativa como el valenciano, fue silenciado en su lote

domingo 04 de noviembre de 2018, 21:43h

Fotos: MATÍAS

Abrió plaza, para confirmar su alternativa, el mexicano Diego Silveti. Se movió el toro de La Viña, que tuvo un buen pitón derecho. Le faltó algo de fuerza, pero derrochó nobleza. Tras las dos primeras series diestras, de buena factura, sonó la música. Sin embargo, el toro no era igual de claro por el lado izquierdo y faltó redondear. Silveti concluyó con bernadinas ceñidas y un bajonazo a la primera. Fue silenciado.

Juan Carlos Cubas cortó una oreja del segundo, un toro tardo, sin transmisión, apagado y remiso a embestir. El peruano anduvo realmente bien con él. Le encontró las distancias y el sitio al animal, especialmente por el pitón derecho. Puso todo de su parte, logrando armar series de muletazos que llegaron arriba. Mató de media lagartijera, de efectos inmediatos, y paseó el referido trofeo.

El tercero salió suelto en el primer tercio. Lo recibió Román con faroles, tomando el de La Viña una buena vara. El toro hizo albergar esperanzas, pues acudió pronto y repitió con nobleza y suavidad en los primeros compases de la lidia. Sin embargo, en la muleta se quedó sin recorrido, mostrándose muy soso. Román, que confirmaba alternativa, lo intentó por los dos pitones pero el éxito no era posible. Mató de dos pinchazos y estocada. Hubo pitos al toro y silencio para el valenciano.

Otro trofeo paseó Juan Carlos Cubas del cuarto, si bien fue protestado por cierto sector del público. El animal, incierto y cruzado de salida, rompió a embestir en la muleta tras los doblones iniciales del torero, que logró meterlo en la muleta. Alternó Cubas las series por ambos lados, haciendo sonar la música y coreándose los muletazos. Concluyó el diestro con manoletinas y dejó media estocada en buen sitio, de efectos rápidos.

Feo de tipo el quinto, que humilló aunque blandeó en exceso. Silveti lo toreó sin obligarle, con limpieza y estética en los muletazos, pero el trasteo no llegó a prender ni a conectar con los tendidos por la floja condición del oponente. El mexicano mató de una buena estocada, aunque algo atravesada, el toro tardó en doblar y hubo silencio para las partes.

Incierto y poco franco en los capotes, el sexto comenzó a ganar en fijeza y repetición en la muleta. Román, que había brindado al público, aprovechó las acometidas del toro de La Viña para torearlo por derecho. Ligó las series por los dos pitones, con el toro repitiendo y conectando el trasteo con los tendidos. Concluyó el valenciano con molinetes y una estocada arriba, siendo premiado con una oreja.

Lima (Perú), domingo 4 de noviembre de 2018. Feria del Señor de los Milagros. Toros de La Viña, desiguales de presentación, manejables en términos generales. Juan Carlos Cubas, oreja y oreja con algunas protestas; Diego Silveti, silencio en su lote; y Román, silencio y oreja. Entrada: Media plaza. Silveti confirmó con Embrujo, nº 76, colorado chorreado y de 530 kilos de peso, lidiado en primer lugar; y Román confirmó con Forjador, nº 28, de 498 kilos de peso y de pelo colorado encendido, lidiado en tercer lugar.