www.aplausos.es

MÉXICO

Castella se inspira en la México con un gran sobrero de regalo
Ampliar

Castella se inspira en la México con un gran sobrero de regalo

La espada deja sin premio una gran faena del francés y otra de mucho sentimiento de El Payo

domingo 20 de enero de 2019, 23:43h

Fotos: TADEO ALCINA

Embistió rebrincado el primero al capote de Sebastián Castella. Tuvo sabor el quite por mandiles de El Payo en su turno, abrochado con una excelente media. La faena de muleta fue un quiero y no puedo ante un astado rajado, que embistió muy suelto y a su aire, sin fijeza ni entrega. Sacó recursos el francés, intentó aprovechar querencias y le dejó la muleta en la cara al toro en una labor paciente que nunca llegó a romper. Fue silenciado.

Frente al cuarto, Castella hizo entral al público en faena con un quite por chicuelinas ceñidas. Salió el francés con ganas de quitarse la espinita pero se estrelló con un toro descastado y violento en su embestida, muy apagado al final. Lo intentó Castella en una labor paciente que llegó a impacientar al respetable. Sin toros Castella en su regreso a la México.

Castella brindó el toro de regalo a Mariano del Olmo. Buen inicio de faena de muleta del francés ante un buen toro que galopó con franqueza a un estoico Castella. Ritmo, fijeza y buen tranco tuvo el de Fernando de la Mora, condiciones que aprovechó el torero para torear caído de hombros, con naturalidad, ligando sin enmendarse en una labor que hizo disfrutar al tendido. Hubo tandas de una gran despaciosidad y templanza. Faena de largo metraje. Una estocada defectuosa hizo que la faena no tuviese premio a pesar de la petición.

La labor de El Payo al segundo de la tarde rezumó sentimiento e inspiración. Ya de capa toreó muy encajado y sentido el de Querétaro, que después en la muleta, esculpió momentos de gran belleza y exquisitez ante un toro que tomó la franela con humillación y temple, con un fondo de bravura que ya demostró en su encuentro con el caballo. Lo emborronó todo con el acero.

Buen tercio de varas protagonizó el quinto, empujando al peto. Tuvo su punto de genio el animal, lo que hizo que El Payo no se encontrara a gusto y por tanto no llegó el acople entre ambos. Antes de finalizar su labor pidió el sobrero de regalo. No estuvo acertado con la espada.

El segundo sobrero de regalo no fue el toro que El Payo esperaba para rematar su actuación en La México. Dejó algunas pinceladas ante el de Fernando de la Mora pero sin redondear. No se le vio a gusto al torero.

Juan Pablo Sánchez supo sacar con determinación el poco fondo que tuvo el tercero de la tarde, que no fue suficiente para levantar pasiones en el tendido. Respondió mejor el toro en los primeros compases, donde hubo algún pasaje notable del torero, pero se apagó muy pronto y no respondió a la postreras exigencias del matador.

Un manso de libro fue el sexto, que rehuyó de la pelea en todo momento. Tras las protestas del público, hubo momentos de confusión en los que se pensó que se devolvió a los corrales. Falsa alarma. Se prosiguió la lidia y en la muleta, Juan Pablo Sánchez no tuvo más opción que abreviar.

México D.F. Domingo, 20 de enero de 2019. Toros de Fernando de la Mora, desiguales de presentación y juego; mejores 2º de lidia ordinaria y el primer sobrero de regalo. Sebastián Castella, silencio, silencio tras aviso y vuelta al ruedo tras petición; Octavio García “El Payo”, ovación, silencio y silencio tras aviso; y Juan Pablo Sánchez, silencio y silencio tras aviso. Entrada: Un cuarto.