www.aplausos.es

VALENCIA

Cañada, con sus compañeros de cuadrilla.
Ampliar
Cañada, con sus compañeros de cuadrilla.

Rafael Cañada, en observación, de momento no será operado

La cornada ha provocado una fricción nerviosa en la médula espinal, según avanza el Dr. Cristóbal Zaragoza

lunes 13 de mayo de 2019, 19:54h

Tras varios exámenes médicos y la constante observación de su evolución, Rafael Cañada se encuentra estable de las lesiones sufridas el pasado sábado en Valencia. Las pruebas realizadas han revelado “la instauración de la fricción nerviosa de la médula espinal, posiblemente de la raíz nerviosa de la última parte de la médula”, según avanza a Aplausos el Dr. Cristóbal Zaragoza, cirujano de la plaza de toros.

La cornada que recibió el subalterno le ha provocado “una lesión nerviosa que se va instaurando poco a poco”, asegura, y añade: “Le ha visto también el neurocirujano y hemos quedado en que de momento no será intervenido de nuevo. Veremos cómo se restablece la lesión e iremos observando cómo se desarrolla todo”.

La evolución del subalterno es la esperada y, de momento, “se encuentra estable y bien, con la fricción nerviosa, pero dentro de lo esperado. Tiene un estado general bueno, con buenos resultados de las analíticas, sin fiebre y con buena cicatrización de la herida”, afirma. “Ahora toca ver cómo va evolucionando su estado y cuál es la lesión final que queda”.

Las lesiones que padece Cañada todavía están en un estado primario, por lo que es pronto para hacer una estimación de la dirección que podría tomar su evolución en los próximos meses. “Es muy difícil aventurarlo, pero hay enfermos que se recuperan totalmente, aunque insisto en que es muy aventurado hablar de eso ahora”, concluye el Dr. Zaragoza.