www.aplausos.es

FERIA SAN ISIDRO

Sergio Galán y Andy Cartagena, orejas de distinto peso

El rejoneador de Tarancón mereció el doble trofeo en la mejor actuación de la primera corrida de rejones del abono

domingo 19 de mayo de 2019, 19:07h

Fotos: JAVIER ARROYO

La primera tarde de rejones de San Isidro arrancó con una entretenida actuación de Andy Cartagena que aprovechó la colaboradora condición del toro de Fermín Bohórquez. Recibió al toro a lomos de Cuco y sólo puso un rejón de castigo. La faena cogió tono con Picasso, un espectacular caballo de capa apploosa, con el que clavó dos banderillas en lo alto. También recibió un derrote en la grupa sin consecuencias. El galope a dos pistas fue impresionante. Citó con una lanzada de punta a punta antes de clavar cortas con Pinta. El rejón de muerte entró despacio y tuvo rápido efecto.

Andy Cartegena cortó una oreja en el cuarto tras una actuación de pura entrega. El cuarto de Fermín Bohórquez resultó manso e incómodo de salida. Cartagena le puso dos rejones de castigo con profesionalidad. Con Apolo dejó un impresionante quiebro de dentro a fuera. Terminó de meter a la gente en el canasto con Cupido y con Luminoso. Con el primero con los regates en los cites cambiando el apoyo de una mano a la otra mientras que con el segundo recorriendo medio ruedo caminando de manos, sólo con los cuartos traseros. Remató con Pinta con dos banderillas cortas y dejó un buen rejón de muerte tras un pinchazo.

El segundo fue de menos a más. Su abanto comportamiento hizo presagiar escaso juego pero Sergio Galán lo fue metiendo en el canasto. Primero con Amuleto, con el que le puso dos rejones de castigo, y después con Embroque. El toro se fue calentando desarrollando nobleza aunque también falta de empuje. La faena tuvo su clímax con Apolo en cites largos y fue culminada con el veterano Apolo que lo bordó en un par a dos manos. Actuación comprometida de Galán que dejó un buen rejón.

Sergio Galán cortó una oreja de peso al quinto de la tarde. Una actuación importante que pudo haber estado premiada por el doble trofeo. Desde luego, en la plaza se sintió como lo más importante de la tarde. Debutó el caballo Alcotán que saludó a otro toro de Bohórquez sin demasiado celo. La embestida fue despertando y se convirtió en el toro de la tarde por su transmisión. A lomos de Ojeda hubo mucha pureza, dando siempre el pecho y clavando en la montura. El par a dos manos con Óleo volvió a gustar en Madrid. Importante faena ratificada con el rejón de muerte. El presidente esperó mucho antes de darle la oreja por lo que no se pidió el segundo trofeo.

Andrés Romero apostó por el tercero de Fermín Bohórquez cambiando el tercio con un sólo rejón de castigo pese al cambio de ritmo del murube desde salida. Romero fue todo disposición, la mejor banderilla fue la tercera por su colocación en lo alto. Antes destacó en batidas y quiebros. El caballo Guajiro tuvo algunas dudas pero también protagonizó momentos de mucha exposición en una entonada actuación en su conjunto. Pinchó antes de dejar un rejonazo bajo con derrame que deslució lo realizado.

Cerró la tarde un aquerenciado pero noble toro de Fermín Bohórquez. Lo recibió en los medios y tuvo interés su actuación aunque no terminó de calar. Los mejores pasajes fueron con Fuente Rey. Se libró de milagro de un percance por lo arriesgados que fueron los quiebros. Los finales con Caimán también tuvieron buena ejecución. Mató arriba y escuchó una ovación.

Madrid, domingo 19 de mayo de 2019. Feria de San Isidro. Toros de Fermín Bohórquez, bien presentados y faltos de raza a excepción del quinto, que fue el mejor. Andy Cartagena, ovación con saludos tras petición y oreja; Sergio Galán, ovación con saludos tras petición y oreja; Andrés Romero, silencio y ovación con saludos. Entrada: Tres cuartos.