www.aplausos.es

La Pincelada del Director

Gozoso atasco taurino
Ampliar
(Foto: Daniel Chicot)

Gozoso atasco taurino

La temporada ha cogido una velocidad de crucero definitivamente incompatible -o eso parece- con la cacareada crisis que vocean los enemigos de la tauromaquia

La temporada ha cogido una velocidad de crucero definitivamente incompatible -o eso parece- con la cacareada crisis que vocean los enemigos de la tauromaquia. Madrid sigue cosechando momentos de gran brillantez sin que ello le prive de alguna tarde negra ni de las polémicas entre los aficionados más proclives al cabreo que a la euforia, ni ahora de la crudeza más inmisericorde del toro; que Nimes mantiene en lo más alto su estandarte de plaza principal en Francia con esa feria de Pentecostés a la que Simón Casas le estampó un Made in France inconfundible ya hace cuarenta años para darle carta de naturaleza propia al toreo francés; en el mismo país, Vic-Fezensac luce palmito de feria torista con el objetivo claro de diferenciarse de las demás. Todo ello en un fin de semana intensivo. Y no se acaba ahí la agenda del aficionado. En el horizonte inmediato ya se atisban las ferias sanjuaneras, Alicante, Badajoz, Algeciras, Burgos, León… y las que se organizan en torno a la festividad del Corpus, Toledo y Granada, José Tomás mediante, que este año coinciden en el calendario con una sensación de gozoso atasco taurino. Todo eso, unido al nuevo éxito de la Fundación Toro de Lidia, que ha arrancado de los autobuses y vallas de Valladolid la propaganda torticera y pretendidamente subliminal de los animalistas que siguen pensando que tienen barra libre para la mentira y la manipulación, ha llevado a los aficionados a un estado de gozosa satisfacción, al menos coyuntural.

Ahora, mientras Román se recupera, hay que poner en valor lo entero y torero que estuvo Curro Díaz esa misma tarde. Ya ven, los artistas que se sienten toreros cuando llega el momento sacan la casta. Y en esos recuerdos felices de la semana hay que dejar constancia de los triunfos de Paco Ureña, Aguado, De Miranda y Ferrera en Nimes y de Dufau en Vic-Fezensac. Es evidente que la llegada de nuevos valores está siendo tan real como deseada. Era necesario. Una prueba, la mayoría de los carteles que han llenado Las Ventas este año no hace mucho tiempo eran carteles de meritorios.