www.aplausos.es

EN UN ACTO EN LAS VENTAS

El Cid, homenajeado por la Comunidad de Madrid
Ampliar

El Cid, homenajeado por la Comunidad de Madrid

“Yo he tenido sueños y los he cumplido todos; muchos de ellos en esta plaza. Ésa ha sido mi gran fortuna”, señaló el torero de Salteras

La Comunidad de Madrid, a través del Centro de Asuntos Taurinos, ha rendido este jueves un homenaje a Manuel Jesús “El Cid” con motivo de su despedida de Las Ventas este viernes en el marco de la Feria de Otoño. El torero de Salteras ha estado presente en una mesa redonda donde se han recordado sus grandes faenas en la Monumental madrileña ante numeroso público que ha llenado la Sala Antonio Bienvenida.

En el coloquio, moderado por el periodista Íñigo Crespo, también han participado los ganaderos Victorino Martín y Moisés Fraile, su actual apoderado Manuel Martínez Erice y el empresario Simón Casas. El director gerente del Centro de Asuntos Taurinos, Miguel Abellán, dirigió unas palabras de bienvenida a los asistentes, entre los que se encontraban varios profesionales taurinos, como el ganadero José Luis Lozano, el matador Sergio Serrano o el torero de plata David Saugar “Pirri”.

“He pasado los mejores años de mi vida rodeado de vestidos de torero. Yo he tenido sueños y los he cumplido todos; muchos de ellos en esta plaza. Ésa ha sido mi gran fortuna”, recordó emocionado. “Lo más bonito será dejar de torear y que la gente me siga queriendo igual. Eso es lo que me llena”.

El ganadero José Luis Lozano hizo la siguiente matización: “Si no hubiera sido por la espada, El Cid competiría en Puertas Grandes en Madrid con figuras como Paco Camino”. En la misma línea se pronunció el ganadero Moisés Fraile: “Ha sido un grandioso torero. Lo único malo es que, cada vez que toreaba, yo sabía que no habría orejas porque los pinchaba a todos”. Por su parte, Victorino Martín agradeció al matador sevillano su fidelidad con el hierro de la A coronada: “Parecía que El Cid y el toro de casa estaban hechos el uno para el otro”.

Su actual apoderado, Manuel Martínez Erice, era empresario de Las Ventas en los años más gloriosos de El Cid: “Se convirtió en uno de nuestros toreros talismán. En 2005 cogimos Las Ventas y él abrió su primera Puerta Grande. La fortuna nos hizo coincidir en el tiempo”. Finalmente, el empresario de Plaza 1, Simón Casas, también dirigió unas palabras al sevillano: “El Cid como persona es igual que su tauromaquia: una entrega sincera y un derroche de humildad”.

Dos emotivas proyecciones completaron la mesa redonda, la cual finalizó con la entrega de un cuadro del artista Miguel Caravaca a El Cid.