www.aplausos.es

FERIA DEL MILAGRO

Un gran Ventura triunfa con Galán y Andy en Illescas

El luso-sevillano desoreja al sexto de la tarde, un gran toro de Luis Terrón

domingo 08 de marzo de 2020, 17:53h

Fotos: MARIO GÓMEZ

Diego Ventura reapareció de la lesión que le obligó a cortar su temporada americana. Afronta una campaña difícil, fuera de Valencia y Sevilla, por ello brindó a su apoderado, el matador de toros Andrés Caballero. Esperó al toro de Luis Terrón en los medios. Directamente le colocó el rejón de castigo con Campiña. Fue un impacto. A lomos de Nazarí lo bordó en una actuación arrebatada desde el principio: dio la vuelta al ruedo a dos pistas, dio cabriolas y clavó banderillas al violín tras quebrar. El toro se aquerenció pero Ventura le extrajo todo lo que tenía con Gitano. Se ajustó mucho en los finales con Remate. Pinchó antes de dejar medio rejón bajo.

Ventura brindó la actuación que cerró la tarde a José Miguel Arroyo "Joselito". El toro de Luis Terrón salió con muchos pies. Ventura le puso dos rejones de castigo. Con Guadalquivir resultó tropezado en el primer embroque, a continuación le puso dos pares con el cuarteo clásico para afianzar al caballo y al toro. Con Lío metió al público en la faena. Primero con quiebros de máximo riesgo, tanto en la media distancia cómo en los terrenos del toro cerca de tablas. Con Dólar llegó la locura: el par sin cabezada dándole sitio al toro de Terrón que amagó hasta en dos ocasiones. El par se materializó en los medios con mucha emoción. Ventura marcó diferencias en esta faena con un enrazado toro de Luis Terrón. El rejón de muerte entró en dos tiempos. Tuvo que emplear el descabello pero no perdió el impacto de la faena, premiada con dos orejas.

La tarde empezó con el premio de una oreja a la actuación de Andy Cartagena ante el primero de Luis Terrón. Lo recibió con Gorrión, para amoldar su irregular embestida le puso dos rejones de castigo. Sangró el sosote murube, que mantuvo su movilidad al sentir el hierro. Dejó buenos pasajes en banderillas con Cupido. El final con Picasso -y su bella capa appaloosa- fue clave para alcanzar la cota del trofeo.

Sumó otra oreja en el cuarto Andy Cartagena. Le puso un rejón de castigo con Mediterráneo y el toro saltó alocado, en el siguiente embroque le quitó la bandera de un pitonazo. Lució en banderillas con Apolo aunque el toro comenzó a bajar en su acometividad. Cartagena buscó la conexión con el público tanto con Banderas como con Humano con el que se puso a dos manos. Con Jinocente puso un par sin cabezada, sin la espectacularidad de la distancia, buscando la cercanía en redondo hasta estar cuadrado con el toro. Remató la faena con Pintas y el rejonazo provocó un feo derrame del toro. La petición era floja pero el show de Cartagena con el toro ya apuntillado animó a la parroquia para lograr el trofeo que le abrió la puerta grande. Oreja.

Sergio Galán mostró la elegancia de su buena escuela desde el inicio del toro que tuvo transmisión. Lo templó de salida con Alcotán y puso toda la carne en el asador con Embroque. El toro esperaba mucho pero Galán le llegó con mérito. En ocasiones, le tropezó la grupa. El final con Óleo tuvo gran nivel, lástima que el rejón de muerte hiciera guardia en el primer envite.

Otra oreja consiguió en el quinto Sergio Galán. El toro de Luis Terrón fue cogiendo ritmo ya que igual que unas veces continuaba con una larga arrancada, otras veces se paraba siendo reservón. Le cogió la medida con Embroque y con Ojeda, en banderillas con su clasicismo. El final con Óleo precedió a un gran rejón de muerte, que quedó contrario, y que valió el trofeo.

Illescas (Toledo), domingo 8 de marzo de 2020. Toros, para rejones, de Luis Terrón, correctos de presentación y colaboradores. Andy Cartagena, oreja y oreja; Sergio Galán, oreja y oreja; Diego Ventura, oreja y dos orejas. Entrada: Tres cuartos.