FERIA DE SEPTIEMBRE
(Foto: Templaíto)(Foto: Templaíto)

Perera y Rafaelillo, una oreja para cada uno en Murcia

Sebastián Castella, ovacionado en su lote
José Francisco Bayona
miércoles 12 de septiembre de 2012

VEA LAS FOTOS DE TEMPLAÍTO DEL FESTEJO

El primero fue un toro noble, soso y que no terminó de humillar. Rafaelillo lo toreó con mucho temple, buen gusto y relax en un conjunto bien estructurado. Perfecto el planteamiento y acierto en las alturas. Hubo naturales de excepcional trazo y cadencia. Mató de una buena estocada tras dos pinchazos y saludó una gran ovación. Serio, aunque muy bien hecho, el cuarto fue saludado por Rafaelillo con una comprometida larga cambiada a porta gayola. Después de estar a punto de arrollarlo, el murciano pegó cuatro largas cambiadas más en el tercio con el toro pasándole muy cerca. Ya en el capote cantó su dificultad y violencia. Su genio. En el último tercio no paró de tirar gañafones y de reponer. En un muletazo por el izquierdo alcanzó la cara del torero haciéndole un corte en la nariz y el labio superior. Faena de tremendo mérito de Rafaelillo, que quiso tirar por abajo del toro, que dio mucho miedo y al que el público sólo vio tras el percance. Pinchazo hondo y descabello. Oreja.

Sebastián Castella anduvo sobrado ante un segundo terciado y de escaso fuelle. No metió mal la cara el toro pero se agotó a la tercera arrancada. Muy a menos. El diestro galo “abusó” del animal en un arrimón sincero. Mató de media estocada trasera y fue ovacionado. Un toro aparente pero vacío fue el quinto. Un buen quite, ajustado, por chicuelinas de Castella. Un par de tandas cortas y limpias por la mano derecha después de dos chocazos contra las tablas en el arranque. Después, la nada. Media estocada. Ovación.

Serio pero muy bien hecho el colorado tercero de Benjumea al que Miguel Ángel Perera le cuajó un extraordinario quite por chicuelinas tras un puyazo que tomó el toro protestando en chiqueros. Faena compacta, de mucho asiento y fibra. El extremeño toreó con largura y suavidad. Y cuando el toro bajó, Perera se metió en corto, se lo dejó llegar muy cerca y se lo sacó de encima casi sin espacio. El toreo y la faena de Perera tuvo la intensidad que le faltó al toro. Remató su actuación de una estocada tras pinchazo. Muy deslucido el sexto, de viaje corto y defensivo. Porfió mucho con él Perera, que lo vio, además, siempre por dentro. Buena estocada. Silencio.

Murcia, miércoles 12 de septiembre de 2012. Toros de Salvador Domecq y Benjumea (3º). RAFAELILLO: Gran ovación con saludos y oreja; SEBASTIÁN CASTELLA: Ovación con saludos en su lote; MIGUEL ÁNGEL PERERA: Oreja y silencio. Entrada: Menos de media plaza.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando