9 de mayo de 2010

Rubén Pinar

Tentaderos, festivales... un no parar
Rubén Pinar
miércoles 19 de mayo de 2010

Esta tarde toreo un festival en un pueblo de Albacete, en Villanueva de la Fuente. A ver si disfruto tanto como en el del otro día del Cotolengo en mi tierra, donde cuajé muy bien a un gran novillo de Nazario Ibáñez… Esta tarde toreo un festival en un pueblo de Albacete, en Villanueva de la Fuente. A ver si disfruto tanto como en el del otro día del Cotolengo en mi tierra, donde cuajé muy bien a un gran novillo de Nazario Ibáñez. Ayer me levanté sin madrugar mucho en La Mezquita, en lo de Paco Haro, en Guarromán (Jaén), y después comí en Ruidera, donde luego maté en casa de un amigo dos novillos de Manolo González. Por cierto que comí un arroz caldoso buenísimo… Cuando toreo en el campo acostumbro a comer normal, sin privarme de nada, nada que ver con cuando estoy anunciado en una plaza de toros. Los novillos salieron muy buenos, tuvieron gran calidad, y estuve muy bien con ellos, muy a gusto con los dos. Después de todo eso me vine a Villanueva de la Fuente a dormir aunque antes fui a cenar rabo de toro y caracoles a Alcaraz. Como veis, me gusta comer bien… Esta mañana me he ido a correr con mis banderilleros, me gusta hacer ejercicio siempre antes de torear, y antes he estado en la finca de Samuel Flores, que está a tiro de piedra de Villanueva y allí hemos sorteado y embarcado los utreros que lidiaremos esta tarde en el festival. A ver cómo se da el asunto… Os lo contaré pronto.

Lea el resto del diario de Rubén Pinar

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando