Tras su severa fractura

Armillita IV reaparece tres meses después: “Ha sido un proceso largo y doloroso”

Redacción APLAUSOS
miércoles 27 de marzo de 2024

El matador de toros Fermín Espinosa “Armillita IV” está listo para reaparecer el próximo domingo, tras la severa fractura que sufrió en la mano derecha hace casi tres meses. El doctor Ricardo González de Anda, traumatólogo hidrocálido, le hizo la última revisión y le dio luz verde para que vuelva a vestir de luces en la plaza de Fábrica María, Estado de México, en una corrida atípica, por la fecha, en esa plaza que solamente daba toros el 26 de diciembre en un festejo tradicional.

“Ha sido un proceso largo y sí, doloroso, no sólo físicamente sino anímicamente, pues ver pasar los días y algunos carteles, para los que estábamos contemplados, y tener que decir que aún no, cuando atravesaba el mejor momento, es difícil. Después de la operación me he sometido durante dos meses a una terapia de rehabilitación de magnetoterapia para acelerar el metabolismo y favorecer la consolidación de los huesos que se dañaron”, explicó Fermín.

“Yo hice todo lo posible para recuperarme lo más pronto posible porque me urgía volver a torear de salón y entrenar en el campo bravo, lo que he hecho en las ganaderías de Puerto del Cielo y San Isidro, a cuyos ganaderos agradezco mucho su apoyo para poder torear seis vacas y un toro, y lidiar a muerte otro semental, lo que he hecho desde la semana pasada y me siento bien”.

“Quizá me falta más soltura en la mano, porque los tendones y nervios estuvieron de vacaciones mucho tiempo, pero me siento preparado para afrontar mis compromisos y volver a vestir de luces el domingo en Fábrica María, Estado de México; el 7 de abril en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, lo que me viene muy bien de cara a mi actuación en la feria de mi tierra, la de San Marcos el 21 de abril”.

“Estoy contento y dispuesto a retomar el paso que llevaba en la temporada pasada donde pude torear y cortar orejas en ocho festejos consecutivas. Es mi responsabilidad y mi convicción”, asegura Armillita IV.

La fisioterapeuta Elena Elizalde, quien acompañó al joven diestro hidrocálido en esta rehabilitación, señaló que Fermín fue disciplinado: “Tenía muchas ganas de retomar su carrera y todo lo que debía hacer lo cumplió al pie de la letra. Fue un buen paciente pues las sesiones eran largas, ya que el sistema súper inductivo, al que se le sometió, ayuda en el proceso de consolidación ósea, disminución del dolor, aumento del metabolismo a través de un campo electromagnético necesita de tiempo”, explicó la fisioterapeuta.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando