La revolera

El arte venció al mal fario

Paco Mora
lunes 21 de agosto de 2017

Se lo había dicho por la mañana a Curro Díaz: “Ten confianza. En todas las corridas de los Lozano siempre rompe al menos un toro capaz de consagrar a un torero. ¿Por qué no te va a tocar a ti?”. Y le tocó.

Bilbao. 21 de agosto y Curro Díaz me ha hecho el mejor regalo de cumpleaños que podía esperar, saliendo del marasmo en que le ha tenido sumergido el mal fario de una temporada repleta de recuerdos y emociones capaces de encogerle el ánimo al más pintado. Regalo en el que ha tenido parte importante el hierro de Alcurrucén, con ese cuarto toro de la tarde. Han sido veinte o veinticinco embestidas -¿para qué más?- repletas de clase, calidad y bravura, que necesitaba el de Linares para mostrar toda su profundidad de muletero insigne. Encajado, bien colocado y con un arte soberano de extraordinaria personalidad, Curro ha perfumado la arena morena de Vistalegre, y, lo que es más importante, ha dejado patente que merece un sitio de privilegio en el toreo.

El público bilbaíno, menos del que merecían los toreros y el ganado anunciado, ha sabido reaccionar con sus contundentes ovaciones a los tres matadores en los momentos felices de sus respectivas faenas. Pero Bilbao, el que da y quita, pero sobre todo el que consagra, ha sido este lunes agosteño de Curro Díaz, natural de Linares y que pide paso hacia los carteles de lujo, en los que debería estar figurando por derecho propio. Joselito Adame se mostró toda la tarde como un torero cuajado y en su mejor momento, y Juan del Álamo ha insistido en el proceso de consolidación que inició en el San Isidro madrileño. Ambos se las han visto hoy con toros con más dificultades que vencer, dentro de la bravura de los “alcurrucenes”.

Se lo había dicho por la mañana a Curro Díaz: “Ten confianza. En todas las corridas de los Lozano siempre rompe al menos un toro capaz de consagrar a un torero. ¿Por qué no te va a tocar a ti?”. Y le tocó. Y uno cree que, si hay un poco de justica en este mundillo del toreo, a Curro se le deben abrir las puertas de todas las ferias de plazas de primera, que merecen que en sus carteles no falte el nombre de un artista soberano.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando