Madrid
Morenito dio una vuelta al ruedo. (Foto: J.R.Lozano)Morenito dio una vuelta al ruedo. (Foto: J.R.Lozano)

Morenito y Fandiño, mucho más bravos que los de Pereda

Redacción APLAUSOS
sábado 08 de mayo de 2010

Ambos diestros salen reforzados tras su paso de hoy por Madrid. Disposición y valor sincero de los dos ante sendos lotes que no dieron ninguna posibilidad de éxito. A pesar de ello, Morenito incluso estuvo a punto de cortar una oreja.

VEA EL VIDEO RESUMEN DEL FESTEJO

Fandiño y Morenito de Aranda salen reforzados de Madrid. Los dos hicieron demostración publica de cómo un torero necesitado de triunfar acude a Madrid. Ganas y valor sincero, toreo de pies asentados y mucho consentir, de no hacer caso a las malas intenciones de los toros ni siquiera a alguna que otra voz surgida de la incomprensión. No cortaron oreja, fundamentalmente porque el presidente no quiso entender el valor real de Morenito ni atender la petición del público que se antojaba al menos suficiente.

Leandro por su parte tuvo menos opciones en una corrida con los dos hierros de Perera que no satisfizo a nadie: mansones, de poca clase y descastados, sólo aprobaron el examen de la presentación.

Morenito, ayer Moreno, después de la decepción que le generó su manso primero se puso con la izquierda de primeras en el quinto en una apuesta valiente y sincera que le permitió aprovechar las pocas embestidas de aquel torazo negro cuya mejor cualidad era moverse, sólo moverse. Al toreo de emoción y mérito le siguió una voltereta de mucho aparato que le dejó maltrecho. Se volvió a poner donde los toros embisten o cogen y puso los corazones de la gente en un puño. Mató con agallas y nada de eso sirvió para que el presidente sacase su pañuelo. Dio la vuelta y pasó a la enfermería donde le atendieron de la paliza: herida en la región occipital izquierda, puntazo en el muslo izquierdo y erosiones múltiples, en realidad nada para lo que pudo ser.

Fandiño torea a todos los toros con una sinceridad que debe darle frutos. A su primero, que parecía no tener pases, lo desengañó a fuerza de pararse y consentirle y acabó componiendo faena de mérito e interés. Entró a matar con la misma franqueza, salió enganchado y acabó cobrando una ovación de las de verdad. En el sexto volvió a mostrar su decisión y le sacó lo que tuvo, dos series con la izquierda de buen tono y mucho mérito. Se apagó el toro y la decisión del torero de Orduña resultó arma insuficiente.

Leandro mostró maneras, decisión y poca fortuna con un lote muy sosón y parado que no le ayudó nada.

Madrid, 7 de mayo de 2010. Segunda de la Feria de San Isidro. Cuatro toros de José Luis Pereda y dos (2º y 3º) de La Dehesilla. Descastados y muy deslucidos en conjunto. Leandro, silencio y silencio; Morenito de Aranda, silencio y vuelta al ruedo; e Iván Fandiño, ovación y silencio. Entrada: Tres cuartos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando