www.aplausos.es

FERIA DE LA VIRGEN DE LOS LLANOS

Antológico Pinar, a hombros con un gran Ureña y bravos torrestrellas en Albacete

Al manchego se le pidió con fuerza el rabo del quinto tras una labor sobresaliente, saliendo en volandas junto al murciano, que paseó tres orejas de un encierro de Álvaro Domecq de muy buen juego en conjunto

Fotos: MARÍA VÁZQUEZ

Abrió plaza un bonito torrestrella, de 571 kilos, colorado chorreado, al que Paco Ureña aprovechó bien sobre ambos pitones en una labor presidida por la firmeza y el valor sin alharacas. El murciano lo llevó templado en la primera parte de la faena antes de acortar las distancias en el segundo tramo del trasteo. Las series estuvieron abrochadas por buenos pases de pecho. Se tiró de verdad a matar, cobrando una gran estocada antes de pasear la primera oreja de la tarde.

Las dos orejas le cortó Paco Ureña al cuarto, un toro que tuvo mucha movilidad y fondo. El murciano, muy firme de nuevo, toreó sobre ambas manos con entrega, pureza y personalidad. Faena de mucho corazón, sentida, en la que se expresó Ureña unas veces despatarrado, otras de frente, pero siempre muy de verdad. De nuevo manejó la espada con enorme seguridad, cobrando una gran estocada que le abría la puerta grande de par en par.

El que hizo segundo fue un toro que embistió con cierta brusquedad en los compases iniciales. Rubén Pinar lo sometió bien por abajo, doblándose con el toro, para luego torear con firmeza sobre ambas manos. Manejó bien los terrenos y las distancias, sin embargo, un inoportuno desarme enfrió al público. Mató de una buena estocada y saludó una ovación.

Pinar armó un escándalo ante el quinto. Un lío muy gordo. El manchego paseó las dos orejas y se le pidió con muchísima fuerza el rabo del torrestrella, para el que también llegó a demandarse el indulto. Al toro, muy astifino, había que someterlo y Pinar lo hizo a las mil maravillas. Le hizo el toreo fundamental sobre ambas manos y coronó todo con unas poncinas que le salieron bordadas, con el consiguiente alboroto en los tendidos. El manchego paseó el doble trofeo y fue obligado a dar hasta dos vueltas al ruedo después de que el usía decidiera no otorgar los máximos trofeos. En cuanto a la petición de indulto, hizo bien en guardarse el moquero naranja pues al animal le faltó humillar un punto más. Eso sí, fue premiado con merecimiento con la vuelta al ruedo en el arrastre. Será difícil que alguien mejore la labor de Pinar en esta feria.

Muy montado el tercero, tuvo enfrente a José Garrido que en todo momento le buscó las vueltas en una faena esforzada, tesonera y dispuesta. Centrado y puesto el extremeño, acabó dando fiesta por ambos pitones a un toro al que había que bajarle la cara. Lo que pudo ser faena de premio, se quedó en nada al pinchar en varias ocasiones. Sí logró un trofeo del sexto tras una torera pelea. El torrestrella fue otro toro bravo y exigente y Garrido lo sometió sobre todo en las series diestras, de buena factura. Pisó también terrenos de cercanías con soltura y valor y, como lo cazó con la espada, acabó tocando pelo.

Albacete, martes 12 de septiembre de 2017. Toros de Torrestrella. Muy bien presentados y de muy buen juego en líneas generales. Exigentes, de los que no hay que cuidar sino poder con ellos antes de torearlos. El 5º -Sabor, nº 6, negro burraco, de 516 kilos y nacido en 09/13- fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Paco Ureña, oreja y dos orejas; Rubén Pinar, ovación con saludos y dos orejas con fuerte petición de rabo y dos vueltas al ruedo tras no concederlo el presidente; José Garrido, silencio tras aviso y oreja. Entrada: Tres cuartos de plaza.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti