www.aplausos.es

FERIA DE FALLAS

Cautiva el aroma de Aguado en diez muletazos en Valencia

El sevillano pasea la única oreja de la tarde y gusta su buen concepto en su presentación en esta plaza

miércoles 13 de marzo de 2019, 16:29h

Fotos: TEMPLAÍTO

El tercero fue protestado de salida por arrastrar los cuartos traseros. Lo mantuvo el presidente en el ruedo, y aunque acusó esa falta de fuerzas, Pablo Aguado supo aprovechar la noble condición del animal para mostrar su buen concepto. Hubo pasajes con la izquierda de enorme torería, naturalidad y verticalidad. Por encima del toro el sevillano, que gustó con un toreo caro. Mató de una estocada entera y fue premiado con una oreja.

No terminó de redondear la faena Pablo Aguado al sexto, pese a tener la puerta grande entreabierta. Una labor en la que hubo pinceladas sueltas sin hilvanar. Embistió el toro algo desordenado y soltando la cara, acusando también sus 620 kilos y un fuerte puyazo. No manejó bien la espada el sevillano y su labor fue silenciada.

Álvaro Lorenzo dejó crudo en el caballo al primero de la tarde, que no estuvo sobrado de fuerza y raza pero que acabó sirviendo al toledano. Faena abundante y de largo metraje de la que sobresalieron dos tandas de naturales, pitón por donde mejor se acopló Lorenzo. La buena estocada, tras unas luquecinas, desató la petición de oreja, desatendida por el palco.

Bajo de raza el cuarto. Muy agarrado al piso y tardo, Álvaro Lorenzo tuvo que arrancarle los muletazos a base de insistencia en otra faena de largo metraje de la que cabe rescatar algún natural aislado. A pesar de buscar la efectividad de las cercanías, la faena no tuvo el eco deseado. Mató de trasera y tendida.

VUELTA PARA LUIS DAVID

Bonito de hechuras el segundo, un precioso colorado, corto de manos y que descolgó ya de salida. El de Alcurrucén, que empujó en los primeros compases, tuvo mejor embroque que finales, saliendo algo desentendido de la muleta de Luis David, que buscó el toreo siempre por abajo. Acabó rajándose el toro y en tablas, aprovechó su querencia el mexicano para robarle varios circulares antes de amarrar una gran estocada recibiendo. Hubo petición de oreja.

De buena condición el quinto. Un punto tardo, cuando embistió lo hizo metiendo la cara y los riñones. Tuvo sus embestidas, que exigieron mando y oficio para extraerlas. Luis David salió con disposición desde el principio, en una labor en la que buscó más gustar que gustarse. Mató de pinchazo y descabello.

Valencia, miércoles 13 de marzo de 2019. Toros de Alcurrucén, bien presentados, manejables en distintos grados; corrida con opciones en general. Álvaro Lorenzo, ovación con saludos tras petición y ovación con saludos tras aviso; Luis David, vuelta al ruedo tras petición y ovación con saludos tras aviso; Pablo Aguado, oreja y silencio. Entrada: Un tercio. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Antonio de la Torre, mozo de espadas durante toda la carrera de Vicente Barrera.