CUENCA.- FERIA DE SAN JULIÁN

Puerta grande de Castella en el primer festejo de Cuenca

Diego Ventura logró un trofeo en el que cerró plaza y Ginés Marín recibió una ovación en el quinto
Ramón Palencia
sábado 26 de agosto de 2017
GALERÍA FOTOGRÁFICA DE GLEZ. ARJONA Fotos: GONZÁLEZ ARJONA Cerró el primer festejo de la feria Diego Ventura, quien cuajó una obra maciza, dando una nueva lección de rejoneo. Lo mejor lo firmó a lomos de "Sueño" y "Nazarí", por templado y cadencioso. Clavó al estribo y supo llegar al tendido con una buena doma y […]

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE GLEZ. ARJONA

Fotos: GONZÁLEZ ARJONA

Cerró el primer festejo de la feria Diego Ventura, quien cuajó una obra maciza, dando una nueva lección de rejoneo. Lo mejor lo firmó a lomos de "Sueño" y "Nazarí", por templado y cadencioso. Clavó al estribo y supo llegar al tendido con una buena doma y buen toreo. El rejón de muerte, que no fue efectivo, le privó de obtener el doble trofeo quedando el premio en una oreja.

Tampoco le brindó opción alguna a Ginés Marín el que hizo quinto del festejo. El astado se movió de forma descoordinada en el último tercio, acusando posiblemente una voltereta previa. Ello no supuso problema para que Marín dejase muestras del buen concepto que atesora del toreo al natural, apostó por la pureza, la verdad y la autenticidad. Todo lo puso él y nada tenía delante. Quedó, eso sí, su tremenda disposición y ganas de agradar en el día de su debut en Cuenca. Ovación.

Actuación de dos orejas para Sebastián Castella tras cuajar de principio a fin al cuarto del festejo, un gran toro de José Vázquez. El animal ya cumplió con creces en varas y luego se le hicieron muy bien las cosas en la lidia, con una cuadrilla muy acertada en este capítulo. En la muleta, el toro de la divisa madrileña fue un dechado de fijeza, transmisión y calidad con un punto de casta que dio emoción a todo lo que dispuso el torero francés. Faena fue a más con la que acabó metiendo en el canasto al público y al toro a base de mando, ligazón y temple. Dos orejas y vuelta al ruedo para el toro.

Ventura malogró con el rejón de muerte una faena más que notable en la que volvió a dar muestras de su magisterio a caballo. Tremendo en la lidia y sobresaliente en el sentido del temple, el sevillano cuajó con "Nazarí" a un buen toro de Cortés de Moura. Con "Lío" dejó un par al sesgo de bella factura y con "Bombón" hizo lo propio con otras tres cortas en las cercanías, exponiendo lo máximo. La afición le quiso reconocer su mérito sacándolo a saludar.

Lo intentó Ginés Marín con el capote logrando alguna verónica de buen gusto ante un toro con las fuerzas justas que condicionó su comportamiento. El extremeño inició la faena en los medios con tandas cortas para afianzar con buen criterio al toro. Subió en intensidad la faena con una tanda con la zurda, pero su oponente marcó querencia a tablas y por ello, no terminó de coger vuelo la faena. La falta raza del toro de José Vázquez condicionó la actuación de Ginés, al igual que lo hizo su hermano anterior con Castella. Final por manoletinas ajustado y fallo a espadas. Leves palmas.

El festejo comenzó con una repentina tormenta que hizo que los aficionados se guarecieran en el interior de la plaza en los primeros tercios. Sebastián Castella se vio condicionado con el capote por el estado del albero. Se justificó con un primero de buena condición pero muy justo de fuerzas. El francés lo intentó por ambos pitones sin terminar de sacar nada positivo de su oponente. Mató de media estocada y fue silenciado.

Antes del primero toro de la tarde, salió "Carcelero" al mismo ruedo que le dio la libertad y la vida hace 6 años, con sus 10 años llenos de vitalidad, marcado por la edad y la artrosis, pero la majestuosidad de este gran toro hace imposible describir las emociones que los tendidos conquenses han vivido. Ovación interminable, lágrimas de emoción, tendidos a flor de piel y reconocimiento a la libertad en lo que será una fecha inolvidable para el toreo. "Carcelero" ha hecho brillar la Tauromaquia en su máximo esplendor en Cuenca.

Cuenca, sábado 26 de agosto de 2017. 1er. festejo de la Feria de San Julián. Cuatro toros de José Vázquez para lidia ordinaria y dos del hierro de Dª. María Guiomar Cortés de Moura para rejones. El cuarto, Anochecer, número 103, de 544 kilos, negro, del hierro de José Vázquez, recibió los honores de la vuelta al ruedo póstuma. Diego Ventura, saludos y oreja; Sebastián Castella, silencio y dos orejas; Ginés Marín, leves palmas y ovación. Entrada: Tres cuartos de plaza.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

EL PALCO

Así se da oxígeno al enemigo

Así se da oxígeno al enemigo

La corrida de El Puerto está dando demasiado que hablar en sentido negativo, debate fomentado por los enemigos del Fiesta, lo que no esperaba es que desde dentro se echara gasolina al fuego

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

COMUNICADO

ANOET expedienta a la empresa de El Puerto de Santa María

ANOET expedienta a la empresa de El Puerto de Santa María

La patronal advierte a los empresarios de que además de cumplir de forma estricta con el aforo permitido "es obligación imprescindible ser responsable con su distribución, como se ha realizado en otras plazas y en las mismas condiciones sanitarias"

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando