Evolución positiva de Luis Mariscal

Doctor Vila: “La pierna está muy bien y las analíticas son positivas”

Víctor García-Rayo
miércoles 18 de agosto de 2010

Los doctores que asisten a Luis Mariscal acaban de visitar al paciente, aún ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica sevillana del Sagrado Corazón. Se cumple el tercer día desde el cornalón que sufrió el banderillero en el ruedo de la Real Maestranza.

Todo sobre el percance de Luis Mariscal: Cronología, reacciones, imágenes…

 

El doctor Ramón Vila ha realizado un balance positivo del estado actual de la pierna del torero. “Estoy contento, la pierna está muy bien, tiene buen aspecto, pulso y riego. Las analíticas son positivas y dan los resultados que esperábamos”. De otro lado, los doctores han decidido que Mariscal comience a ingerir alimentos. “Hoy empezaremos a darle papilla, y se la tiene que comer” –asegura Vila-. En la jornada de ayer, los médicos habían contado a la familia que a partir del tercer día podría comenzar el riesgo de infección.

Inma Mariscal, por su parte, hermana de Luis, asegura que el banderillero está consciente, que no termina de animarse –ago normal según los médicos- pero que sabe que todo va bien. “El aspecto de mi hermano es bueno y le he contado todas las personas que le están llamando para interesarse por él”.

La noche ha sido tranquila

El hermano del matador, Salvador Cortés, ha confirmado que Luis Mariscal “ha pasado la noche tranquilo, ha dormido un poco más y está claro que la operación le vino muy bien”. Las horas de mayor gravedad parecen haber llegado a su fin mientras –siempre según los facultativos- el paciente entra ahora en una fase de riesgo de infección. La vigilancia es extrema, por tanto, si bien sería habitual que apareciera algún contratiempo en ese sentido. El propio matador ha confirmado que su hermano Luis incluso le ha dicho que ya tiene ganas de “marcharse a casa”, algo que para los médicos es totalmente impensable en estos momentos.

Día tercero

La cornada de Luis Mariscal, que tuvo como escenario la plaza de toros de Sevilla, se produjo a las 23.35 horas del pasado domingo día 15 de agosto. El toro “Peluco”, de la ganadería de Peñajara, le infirió una fortísima cornada en el muslo izquierdo con cinco trayectorias que sumaban un total de 70 centímetros. Con la vena safena partida, Mariscal entró en la enfermería con una hemorragia muy importante. A partir de ese momento, comenzó una carrera contra el reloj que finalizó cinco horas más tarde. Estamos, sin duda, ante la cornada más grave desde que empezó la actual temporada taurina.

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando