TAL DÍA ESTA SEMANA… 11 DE MARZO DE 1979

La alternativa de Emilio Muñoz, el niño de Triana que es la gran esperanza

Alfonso Ávila
lunes 11 de marzo de 2024
Con solo 16 años se doctoró en la plaza de toros de Valencia de manos de Paquirri, que firmó una tarde de triunfo y dolor, y Dámaso González

“De este torero se han dicho muchas cosas: que si le funciona la cabeza, que si lleva el toreo dentro de él, pero al hablar del valor se ponía en duda. En la tarde de ayer quedó demostrado que estamos también ante un valiente”. Así arrancaba la crónica de Salvador Pascual en Aplausos sobre la alternativa de Emilio Muñoz en la plaza de toros de Valencia hace justo este lunes 11 de marzo cuarenta y cinco años.

“Le tocaron los peores toros de la corrida. El de la alternativa, un toro de cinco años, bajo y reservón que acabó totalmente apagado y que le cogió aparatosamente al comienzo de la faena. Recibió una gran paliza, algo como para arrugar al más pintado, y volvió a la cara del toro con más garra y valor, cogiendo la muleta por el centro del palo le dio tres naturales soberbios, y las palmas echaban humo, mientras Emilio porfiaba con el toro. Dos pinchazos, una entera y un descabello. Triunfal vuelta al ruedo”, seguía el texto.

“El sexto era de parecidas características pero más reservón todavía. Emilio Muñoz realizó lo más torero de toda la tarde, una serie de verónicas rematadas con media realmente primorosas que pusieron la plaza boca abajo. Con la muleta estuvo el trianero enormemente valiente, el toro no pasaba, estaba muy incierto y reservón, nada se podía hacer. Tres pinchazos entrando muy en corto y media, siendo despedido con una gran ovación”.

Paquirri, que ejerció de padrino, llegaba con muchas ganas tras la ausencia durante dos años de Valencia. “Recibió a su primero a portagayola para recetarle a continuación unas verónicas sin enmendarse en la puerta de chiqueros que pusieron la plaza al rojo vivo. Luego chicuelinas y gaoneras entre el delirio del público. Espectacular en banderillas, con la muleta lo vimos tan peleón y vibrante como siempre. Una entera entrando con muchas ganas. Gran petición y dos orejas. En el cuarto vuelve a recibirlo a portagayola. Valiente empieza la faena de muleta entre los olés de la solanera, el toro se revuelve pronto y es enganchado dramáticamente por el vientre, por fortuna sin consecuencias, sigue con su peculiar toreo acabando de una entera francamente buena, entrando en la suerte contraria, y un descabello, resultando herido en una mano a causa de un achuchón del toro en el momento de utilizar el verduguillo. Se le concede una oreja pasando a la enfermería de donde ya no volvió a salir”.

Dámaso González, muy querido en esta plaza, completó el cartel. “Sus conocidos pases de la noria vuelven loco al público de nuestra plaza. Toda su actuación en ambos toros estuvo sellada por el valor y la longitud de sus pases. Sabe muy bien cuál es el gusto del público valenciano y naturalmente procura complacerle. Aun sin ser una de esas tardes totalmente redondas de otras veces enloqueció al público con su toreo sui generis. De una entera y siete descabellos se deshizo de su primero escuchando un aviso y perdiendo los trofeos que ya tenía ganados pese a lo cual fue ovacionado. En el quinto cortó las dos orejas tras un pinchazo y un descabello”.

Valencia. Primera corrida de la Feria de Fallas con lleno total en el sol y buena entrada en la sombra; se lidiaron seis toros de los herederos de Carlos Núñez. Paquirri (dos orejas y oreja), Dámaso González (ovación y dos orejas) y Emilio Muñoz, que tomó la alternativa (vuelta al ruedo y gran ovación). Limpiador, marcado con el número 116 y de 474 kilos fue el toro del doctorado del torero de Triana.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando