BENLLOCH EN LAS PROVINCIAS
El novillero de Algemesí fue el protagonista triunfal. Foto: Antonio ViguerasEl novillero de Algemesí fue el protagonista triunfal. Foto: Antonio Vigueras

Nek volvió a hacer el toreo de categoría

José Luis Benlloch
viernes 21 de julio de 2023
La presidencia le negó la puerta grande de manera sorprendente; el valenciano cargaba con el peso de confirmar todo lo que se dice de él y lo sobrellevó con entereza

Sereno, más que quieto anclado, derecho cual una torre, con sentido de la composición, templado, no hay brusquedades en su toreo, dominador, ni un paso atrás… así anduvo toda la tarde Nek Romero, la gran esperanza del toreo de la tierra. De momento de la tierra. El chico cargaba con el peso de confirmar todo lo que se dice de él y lo sobrellevó con entereza, fundamentalmente porque más allá de lo dicho, lo que tiene es valor y eso cuenta como lo que más. Cortó una oreja del sexto, pero mereció más. En realidad, se hizo acreedor de una nueva puerta grande, solo que la singular sensibilidad funcionarial del presidente autoproclamado abanderado de no sabe bien qué dislocadas misiones, le dejó a pie al negarle la oreja de su primer oponente. Ni el momento de la tauromaquia, ni la necesidad de sacar adelante a los jóvenes valores ni mucho menos la categoría del toreo que practicó Nek en ese toro, merece esas actitudes mesiánicas.

La primera de feria arrancó con calor sahariano y preocupantes nubarrones informativos que llegaban del sur, Morante, una de las estrellas de la feria, se decía, no iba a poder estar por problemas físicos. Poco después el rumor se convertía en noticia y el cartel de la segunda de feria quedaba compuesto oficialmente por Juli, Román y Tomás Rufo. Nada que enturbiase el ambiente de la tarde. Buena entrada, por encima de lo habitual en este rango de festejos. Se palpaba la ilusión pro Nek. El buen ambiente llegaba hasta el callejón donde se estrenaban los nuevos cargos oficiales. Buen síntoma, se vislumbra apoyo al toreo.

Sobre la arena tres novilleros en distinto grado de maduración y diferentes estilos dentro de los cánones más puros, que anduvieron por encima de un bonito encierro (uno de Núñez de Tarifa y cinco de La Cercada) que en realidad tuvieron más presentación que bravura.

El protagonismo de la tarde estaba reservado para Nek, que asumió su papel desde que se abrió de capa en su primero. A este, toro desabrido y deslucidote, lo toreó con maestría impropia de su condición novilleril. Le cogió pronto el sitio con la zurda, le eligió terrenos con cabeza, le aplicó alturas y tempos exactos para sacarle lo poco bueno que tenía el oponente. Todo ello con el porte de torero caro que se le vio desde el primer día. Los últimos naturales, de frente, la cintura rota, sin los agarrotamientos tan de moda entre la grey superior, fueron auténticos carteles. A este lo despachó de una estocada que afloró la sensibilidad funcionarial del usía que hizo oídos sordos a la petición. En su segundo aplicó un arranque explosivo ¡despiértense! y volvió rápido hacia el toreo sereno, elegante y anclado que trae de origen. En este sí le concedieron la oreja y hasta un aviso con el novillo doblando.

Jorge Martínez toreó prácticamente de salón al novillo que rompió plaza, el mejor del encierro. Faena de exacto muñequeo y ajustada reunión. Con el triunfo grande en el esportón el mal uso del descabello, lo diluyó todo. Su segundo no tuvo ni gracia ni bravura y así es imposible. A este sí lo mató bien.

Mario Navas recibió a su primero con lances rodilla en tierra y unos toreros delantales. Su oponente se paró muy pronto y aun así le pispó unos cuantos muletazos preciosos. Y en el quinto, un castaño altón, desclasado y reponedor, volvió a robar pinceladas de las que apuntan que hay torero bueno. Se rajó el novillo, mató bien pero tampoco convenció al señor presidente que volvió a ponerse enfrente de la voluntad popular.

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando