www.aplausos.es
Aguilar, a hombros con el ganadero José Escolar. (Foto: Berho)
Aguilar, a hombros con el ganadero José Escolar. (Foto: Berho)

Aguilar, tres orejas, rotundo con los escolares en Dax

El madrileño sale en volandas con el ganadero José Escolar que lidió un toro de vuelta al ruedo

lunes 13 de agosto de 2012, 11:15h

Alberto Aguilar ha cosechado un importante triunfo en la plaza francesa de Dax en la que ha cortado tres orejas a una buena corrida de José Escolar, que lidió un toro -el quinto- de vuelta al ruedo.

El sexto lució una tremenda arboladura, recibiendo un fuerte puyazo y empleándose en el primer encuentro. En banderillas puso en complicaciones a la cuadrilla de Alberto Aguilar. Nadie daba un duro por el toro de Escolar, menos el torero madrileño que apostó fuerte. Centrado, decidido y muy inteligente Aguilar se fue imponiendo poco a poco al toro. Lo embarcó a la perfección sobre el derecho en series de gran intensidad ante un toro que fue a más. Al natural dejó series soberbias, rematando los muletazos por debajo de la pala del pitón. La plaza fue un hervidero. Mató de un gran estoconazo del que salió trastabillado aunque sin consecuencias. A sus manos fueron a parar las dos orejas. El toro recibió una gran ovación en el arrastre. El largo tercero fue bien toreado por Alberto Aguilar en el primer tercio por chicuelinas y revolera. La faena de muleta del madrileño fue interesante y completísima ante un toro de embestida larga y con transmisión. Se dobló en el prólogo y dejó después grandes tandas por los dos pitones, siendo de especial mérito las ejecutadas con la mano izquierda. Mató de estocada caída y paseó una oreja.

Abrió plaza un toro que repitió con nervio sobre los dos pitones, mostrando mayor longitud en su recorrido por el lado derecho. Su matador, Fernando Robleño, que administró bien al animal en el caballo, ejecutó meritorias series de derechazos rematadas con buenos pases de pecho de pitón a rabo. El de Escolar, complicado a izquierdas, impidió el lucimiento del valiente torero, que anduvo acertado toda la lidia. Mató de estocada ladeada y hubo aplausos para el toro y vuelta al ruedo para el torero. El cuarto estuvo en el tipo de la casa, presentando mucha leña por delante. El torero madrileño realizó una labor de mérito y mucho oficio ante un ejemplar que tardeaba y tuvo escaso recorrido. De uno en uno, Robleño fue exprimiendo al toro a base de técnica y suavidad, hasta sacar lo mejor de sí. Saludó una ovación.

El segundo se partió de salida un cuerno por la cepa al rematar en un burladero y fue sustituido por un sobrero de la misma ganadería. Perfecta fue la lidia de Javier Castaño, y más aún el tercio de varas llevado a cabo por el varilarguero Fernando Sánchez en tres fuertes puyazos. Se lució en banderillas David Adalid, obligado a saludar al igual que Marcos Galán que anduvo notable en la brega. Toro peligroso, brusco, complicado y orientado que estuvo a punto de mandar en varias ocasiones a la enfermería al torero salmantino. Imposible el lucimiento e incomprensible resultó la ovación para el toro. El quinto, muy serio y entipado, entró tres veces al caballo, la tercera utlizando el picador, Alberto Sandoval -para quien incluso llegó a sonar la música- el regatón. Brindó al público Castaño una faena muy templada ante un toro que llegó noblón aunque un tanto soso a la muleta, quizá por las fuerzas perdidas en el primer tercio. Hubo pasajes muy templados del salmantino, sobre todo a derechas, en una faena coronada con desplantes finales, incluyendo uno en la que el torero tiró la muleta al suelo. Estoconazo del torero y oreja para él, y vuelta al ruedo para el toro de Escolar. Castaño compartió la vuelta al ruedo con su picador Sandoval.

Dax (Francia), 12 de agosto de 2012. Toros de José Escolar, muy bien presentados y de buen juego. Tercero y sexto, buenos. El quinto, "Milagroso", nº 28, nacido en octubre de 2007, de 505 kilos, fue premiado con la vuelta al ruedo. FERNANDO ROBLEÑO: Vuelta al ruedo y ovación con saludos; JAVIER CASTAÑO: División de opiniones y oreja; ALBERTO AGUILAR: Oreja y dos orejas.