www.aplausos.es

CASTELLÓN

 (Foto: Javier Arroyo)
(Foto: Javier Arroyo)

Cartagena y Ventura abren la Magdalena con un triunfo

Manuel Manzanares pasea una oreja del sexto

miércoles 26 de marzo de 2014, 11:49h

La Feria de la Magdalena, la primera de la nueva empresa, se abrió con un triunfo de Andy Cartagena y Diego Ventura, que estrenaron la puerta grande. Y lo hicieron tras cortar dos orejas de sus segundos oponentes en una tarde en la que empezó a romper a partir del cuarto toro.

El primer triunfo de la tarde llegó de la mano de Andy en el cuarto, al que templó y administró muy bien sus fuerzas, un astado tan bondadoso como flojo de remos, pero que le sirvió para desplegar toda su tauromaquia en una labor de gran conexión. Llevó muy cosido al toro a dos pistas con Cuco, un caballo castaño de su hierro. Los momentos más álgidos llegaron nada más salir Pericalvo, caballo con el que logró levantar el ánimo del respetable, sobre todo en ese balanceo típico a la hora de preparar la suerte. Buen par a dos manos con Juncal. Con Cubano dejó una rosa en todo lo alto, siendo muy aplaudido cuando citó con el caballo sentado en el albero. Gran rejonazo para acabar de manera efectiva con el toro. Dos orejas unánimes.

Andy se mostró muy por encima del primero de la tarde, un toro tan noble como falto de empuje. El de Benidorm se mostró variado y conectó con los públicos, templando de salida y clavando después con espectacularidad. Abrochó con las cortas cerca de toriles. Efectivo el rejón de muerte. El palco desatendió la petición de oreja.

Importante la faena de Diego Ventura al quinto, donde hubo momentos de un temple exquisito junto a otros de gran espectacularidad. También abanto de salida y sin fijeza resultó este toro, segundo de Diego Ventura, que paró muy bien con Cigarrera, una yegua colina que sacó poderío para templar las descompuestas embestidas. Formó un alboroto con Nazarí en banderillas, caballo que cuajó una actuación sensacional, galopando de costado con mucha parsimonia y ritmo, dejándose llegar al toro, muy pegado a la reunión. Con Milagro dejó también buenos momento al quiebro. La guinda la puso Morante, que pisó terrenos comprometidos haciendo levantar al público con esa manera tan espectacular que tiene Morante de morder a los toros. Mató de un rejonazo algo trasero pero efectivo.

Abanto de salida resultó su primero, al que Diego Ventura le costó encelar de salida, algo que logró solventar con Oro, ofreciéndole muy bien la grupa del caballo. Espectacular la preparación de las suertes con el bayo, levantando una mano. Se metió a la gente al bolsillo con Remate, con quien destacó en un buen par a dos manos y una rosa, preparando las suertes con levadas. Con el toro muy apagado, le resultó complicado meterse en su jurisdicción para matarlo. Echó pie a tierra y acertó en el descabello al primer intento.

A Manuel Manzanares se le nota su bisoñez pero quiso hacer el toreo puro en todo momento. El tercero de la tarde tuvo motor y Manzanares consiguió atemperarlo sin descomponerse en ningún momento. El alicantino mostró mucha disposición con una buena cuadra de caballos, destacando sobre todo con Mazantini, con el que logró una mayor reunión. Bien en las cortas, encontrando toro, con Secreto. No estuvo muy acertado con el de muerte y tuvo que descabellar muleta en mano.

Fue todo corazón frente al que cerró plaza, un toro muy venido a menos y que se aquerenció en tablas en las postrimerías de la faena. Batió bien al pitón contrario. El joven jinete quiso en todo momento hacer las cosas con pureza. Bien en banderillas, sobre todo con Mazantini. Secreto le ayudó a dejar un ramillete de cortas y a clavar el de muerte en lo alto. Oreja.

Castellón. Domingo 23 de marzo de 2014. Toros de Los Espartales, bien presentados, con kilos, de buen juego en general aunque venidos a menos. Andy Cartagena: Palmas tras petición y dos orejas; Diego Ventura: Silencio y dos orejas; Manuel Manzanares: Silencio y oreja. Entrada: Más de media. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Adolfo Suárez.