www.aplausos.es

GIJÓN.- FERIA DE BEGOÑA

Ferrera y Cayetano, oreja de mérito en el cierre de Gijón

El mal uso con los aceros dejó a Paquirri sin premio en su adiós al Bibio

martes 15 de agosto de 2017, 18:19h

En tarde de nubes y claros, Rifado de Julio de la Puerta abrió el festejo. Paquirri, que tras el paseíllo recibió un obsequio de su peña gijonesa, lo recibió con verónicas, ganando terreno, cerrando con media. Empujó el toro en una vara en buen sitio. Se dobló con el toro, al que no banderilleó, en dos series en redondo. Al natural aprovechó la agradecida embestida cuando lo llevó por abajo. Cuando volvió al pitón derecho, se vino a menos la conexión con el tendido. Pinchó en suerte contraria al berreón Rifado. Pinchazo hondo y tres descabellos.

Se despidió de Gijón Paquirri con el toro Amapola, de Julio de la Puerta, al que recibió con una larga cambiada en el tercio y verónicas rematadas con media. Lo banderilleó Paquirri en un tercio muy ovacionado. El toro, justo de fuerza, deslució sus primeras series en redondo al perder las manos. A medida que le cogió la altura y se fue templando, tomó vuelo el trasteo. Hubo momentos de buena factura al natural, sobresaliendo los remates con dos pases del desdén. Circulares y desplantes fueron el epílogo. Desacertado con la tizona, perdió una posible oreja.

Ferrera no encontró acomodo con el capote en el recibo a un toro que se quedó corto en sus primeras embestidas. Ferrera declinó tomar las banderillas. Impecable lidia de José Manuel Montoliu, con un toro que se dolió en banderillas. Lo brindó al público de Gijón. Poco a poco, Ferrera sometió al desclasado Churrero. Tras mostrar que por el pitón zurdo no tenía ni uno, sufrió un pitonazo en la muñeca derecha. Siguió con mando en redondo levantando un clamor. Un pinchazo y un bajonazo más un descabello, afearon su entregada labor.

Ferrera, animoso, recibió a la verónica a Petroneo rematando con una ceñida media. Banderilleó con acierto y exposición, destacando un tercer par por los adentros. Brindó a Paquirri y Cayetano. Muletazos por alto andando por la cara para abrir el toro a los medios. Aprovechó pronto las embestidas por el pitón izquierdo del toro. Tras tres tandas se pasó a la derecha por donde le costaba más al animal. A base de tesón, extrajo dos series de mucho mérito en redondo. Con Petroneo ya muy parado y recurriendo a acompañar los toques con la voz, logró dos series más, una por cada pitón, pisando terrenos comprometidos. Logró una estocada casi entera desprendida que fulminó al de Julio de la Puerta.

Marcadito hizo primero del lote de Cayetano. Lo recibió con buenas verónicas y media. Al relance recibió un puyazo muy contrario. En banderillas lo lidió con mimo Iván García. Tras el brindis al público, comenzó su labor doblándose con el toro. Siguió al natural con el calamocheante Marcadito. Arrancó los primeros aplausos en una tanda de derechazos, lado por el que siguieron los mejores momentos de su labor. Estocada en lo alto, ligeramente atravesada. Cortó una oreja.

Cortijero cerró el abono de Gijón. Recibió un duro castigo del picador que guardaba la puerta. Por un gran tercio de banderillas saludaron Iván García y Alberto Zayas. Comenzó Cayetano en el tercio por alto, rematando con un largo pase de pecho. Planteó por la diestra el principio de faena, con el toro soltando la cara al final de los muletazos. En la tercera tanda se rajó Cortijero, que huyó de las telas de Cayetano. En el tercio le buscó las vueltas por el pitón izquierdo, resultando imposible el lucimiento. Precisó cinco pinchazos hasta lograr una entera en buen sitio.

Gijón. Martes 15 de agosto de 2017. Toros de Julio de la Puerta, correctos de presentación y justos de raza; el mejor, el cuarto. Francisco Rivera “Paquirri”, silencio y ovación; Antonio Ferrera, silencio y oreja; y Cayetano, oreja y silencio. Entrada: Dos tercios.