www.aplausos.es

TAL DÍA ESTA SEMANA

Fallece en accidente de avión Manuel Jiménez Díaz "Chicuelo II"

Fallece en accidente de avión Manuel Jiménez Díaz "Chicuelo II"

martes 25 de enero de 2011, 11:55h

El jueves 20 de enero se cumplen 51 años de la trágica muerte en accidente de aviación de Manuel Jiménez Díaz “Chicuelo II”. En el siniestro, producido en las proximidades de la bahía de Montego, en la isla de Jamaica, perecieron también su hermano Ricardo y el picador de su cuadrilla Pepe Díaz. La noticia consternó a toda España.

Chicuelo II, en el medio, su hermano Ricardo, tras él, y el picador de su cuadrilla Pepe Díaz, sonrientes subiendo al avión en la que sería última foto de sus vidas.
Chicuelo II, en el medio, su hermano Ricardo, tras él, y el picador de su cuadrilla Pepe Díaz, sonrientes subiendo al avión en la que sería última foto de sus vidas.

“La muerte de un torero, héroe popular, cuyo destino es poner constantemente su vida en juego, cala en el sentimiento de la muchedumbre. Más en éste, en que el diestro famoso aparecía, pocas horas antes de la tragedia, sonriente y feliz en el aeropuerto de Barajas, dando a su madre, a la que adoraba, ese apretado abrazo que habría de ser el último”. Así arrancaba el editorial del semanario taurino El Ruedo, que a lo largo del número de aquella semana -28 de enero de 1960- ofrecía un completo especial sobre la vida del torero. “Lo inesperado, los descaminos, conmueven de manera más honda. Habría el infortunado “Chicuelo II” caído víctima de la fiereza de un toro, y aun causando el mismo dolor el impacto hubiera sido distinto -continuaba el texto-. Hubiese sido la comprensión para la quiebra siempre presumible en quienes ejercen la arriesgada profesión de lidiador de reses bravas”. “Cabría temerla siempre en toreros del corte de Manolo Jiménez. Porque “Chicuelo II” era, ante todo y sobre todo, un valiente. No rehuía jamás el peligro, ni se amparaba en recursos. Él hacía constantemente entrega total de su persona en un afán de triunfo; que merecía tanto más cuando que con él, antes que otra cosa, perseguía el bienestar de su madre y de sus hermanos, a los que con su esfuerzo había redimido de la pobreza y del desamparo”, proseguía. “Ahora, ya nada. Que Dios Nuestro Señor, en su infinita misericordia, le dé la paz eterna. Que en ella descanse”, y concluía diciendo: “Por cómo afrontó la lucha con la vida y con los toros, merece admiración y respeto. Era un valiente”. Manuel Jiménez Díaz "Chicuelo II", nació en Iniesta (Cuenca) el 16 de junio de 1929, aunque fue criado en Albacete, su ciudad adoptiva, donde toreó por primera vez sin picadores, en 1950, y con ellos, dos temporadas más tardes. Tomó la alternativa en Valencia, el 24 de octubre de 1953, de manos de Domingo Ortega, con Dámaso Gómez de testigo y toros de Pilar Sánchez Cobaleda. El toro de la ceremonia atendió por "Palomita" y era negro, bragado, calcetero y estaba herrado con el número 338. Confirmó alternativa en México ese mismo invierno y haría lo propio en Las Ventas al año siguiente, de manos de Jumillano, en presencia de su paisano Pedrés y toros de Carlos Núñez, cortando cuatro orejas y repitiendo éxito en su siguiente comparecencia en Madrid. Torero de gran ambiente y numerosos partidarios, su final llegó aquel día de enero de 1960. Vaya desde aquí nuestro recuerdo a tan valiente e infortunado matador.