www.aplausos.es

La luna

Ureña y Román, entrega y valor

Este sábado, día 28, se celebra uno de los acontecimientos más esperados de la Feria de Julio: el mano a mano entre Paco Ureña y Román. Toreros que, además de no rehuir ninguna ganadería, aúnan, el de Lorca, la entrega y la pureza, y el valenciano, la verdad y la naturalidad.

Se trata de un duelo entre dos amigos, dos compañeros que sin duda van a dar el máximo de sí para poder triunfar. Como dato para el recuerdo, ahí quedan las importantes actuaciones que tuvieron ambos espadas el año pasado en el coso de la calle Játiva. Paco Ureña, por su parte, demostró una vez más su forma de sentir el toreo. Cuajó una faena haciendo gala de una gran sinceridad y valor. Fue una actuación que creció a medida que transcurría la tarde. El buen juego de los toros de Luis Algarra permitió que se viviera una tarde para el recuerdo. Fue el día en el que Paco Ureña demostró que no estaba ahí por casualidad.

Por otro lado, Román, que como bien confesó en la tertulia taurina que se celebró en el Centro Cultural la Beneficencia el pasado jueves, a estas alturas de la anterior temporada no estaba pasando por su mejor momento. Sería la Feria de Julio, con la corrida de Cuadri, ahí queda eso, donde volvería a encontrarse con ese triunfo que tanto necesitaba para remontar su carrera. Su primera faena de la tarde, con un gran toro de la ganadería onubense, estuvo presidida por un gran concepto del temple, por la espontaneidad y la brillantez. Fue una obra de dos orejas que, si no hubiera sido por la espada, habría salido por la puerta grande.

Ahora, un año después, el destino ha querido que vuelvan a coincidir, pero con el aliciente añadido de ser en la siempre atractiva modalidad del mano a mano. En esta ocasión serán los toros de Luis Algarra los que servirán de jueces. Un cartel lleno de atractivos que no hay que perderse.