www.aplausos.es

VIRGEN DE LOS LLANOS

A hombros Pinar, quinta puerta grande consecutiva en Albacete

Entregado Fandi, oreja de su primero; y serena actuación de Ferrera, en maestro

miércoles 12 de septiembre de 2018, 18:16h

Fotos: ARJONA

Antonio Ferrera sorteó por delante un bonito castaño, con cerca de 600 kilos. El extremeño -que brindó al equipo médico de la plaza de toros- le dio buen trato al toro, que desarrolló mucha nobleza aunque le faltó un punto de emoción, toreando con suavidad y templanza en dos series en redondo. Todo lo hizo Ferrera con mucha armonía y torería. Se gustó en el quite, sacando al toro del caballo con mucho garbo a la verónica. Dos pinchazos emborronaron su quehacer.

Saludó una ovación tras estoquear al cuarto, un toro bien hecho, de buena condición, que repitió en los engaños de Antonio Ferrera, que, de nuevo, volvió a recrearse en el toreo a la verónica y en una faena de mucho gusto sobre ambas manos, con series limpias y detalles de creatividad e inspiración. Mató de una estocada y un golpe de descabello.

El Fandi paseó una oreja del segundo de la tarde tras cuajar una actuación sui géneris desde el capote, con el que anduvo muy variado por verónicas, chicuelinas y revolera, pasando por un buen tercio de banderillas y una faena de muleta larga, valiente y abundante ante un toro con nobleza y movilidad. Mató de una estocada que necesitó de un golpe de descabello.

Ante el quinto El Fandi destacó sobre todo en banderillas, cuajando un tercio presidido por el ímpetu y la fuerza del granadino. Luego, en la muleta el toro fue yendo a menos y el trasteo, en consecuencia, fue bajando de tono progresivamente. El animal terminó poniéndose incómodo y costó matarlo.

Pudieron ser dos los trofeos que podría haber paseado Rubén Pinar del tercero de haber atendido la presidencia la petición del público. El albaceteño entendió a la perfección al torrealta, al que embarcó muy bien sobre ambas manos en una labor limpia y de gran oficio. Sacó todo lo que tenía el toro, al que había que consentirle mucho. Mandó, se lo pasó muy cerca y se metió entre los pitones en un arrimón final de gran sinceridad. Se fue detrás de la espada con convencimiento, cobrando una estocada hasta la bola.

Pinar amarró la puerta grande cortándole otra oreja al sexto. Anduvo enorme el torero, metiendo en la canasta al de Torrealta, al que toreó de lujo por los dos pitones, muy centrado, como si llevara sesenta corridas toreadas este año. Labor con buen oficio, concluida entre pitones con mucha valentía. Mató de un estoconazo y un golpe de descabello. Es la quinta salida a hombros consecutiva que logra en Albacete.

Albacete, miércoles 12 de septiembre de 2018. Toros de Torrealta, bien presentados, con movilidad, franqueza y de notable juego en conjunto. Antonio Ferrera, silencio y ovación con saludos tras leve petición; El Fandi, oreja y silencio; Rubén Pinar, oreja con petición de la segunda y oreja. Entrada: Más de media plaza.