www.aplausos.es

ENTREVISTA.- ÁNGEL TÉLLEZ

'Haré todo lo posible por verme anunciado más tardes con las figuras'
(Foto: Arjona)

"Haré todo lo posible por verme anunciado más tardes con las figuras"

El novillero madrileño se doctora este domingo en Guadalajara en un cartel que comparte con Morante de la Puebla y El Juli y toros de Garcigrande

viernes 05 de abril de 2019, 11:04h

-Vaya cartelazo el de su alternativa.
-Es un sueño. Verme anunciado con esas dos figuras del toreo es un privilegio. De cara a mi carrera, empezar con ese buen pie me motiva mucho. Es lo que más me ilusiona. Voy a hacer todo lo posible por verme anunciado muchas tardes más en carteles de esa categoría.

-En Valencia arrancó esta crucial temporada. Saldría con moral aquella tarde, ¿verdad?
-Fue una tarde muy importante. Este invierno ha sido fundamental, he pulido muchos defectos que tenía la temporada pasada. Llegué con muchas ganas, las cosas rodaron más o menos bien con un lote que no fue fácil. A mi primer novillo le supe buscar las vueltas. Me encontré muy bien pese a las complicaciones del novillo aunque la espada no me permitió cortarle la oreja. En el otro novillo pude redondear una faena buena, inteligente, con valor. Me olvidé del cuerpo. Es una de las tardes en las que te das cuenta de que todo lo entrenado ha servido.

-Su despedida como novillero no fue exitosa pero sí dio la sensación de novillero cuajado. ¿Cómo la vivió?
-Mi despedida de novillero la afronté con muchísima ilusión. Mi lote no dio demasiado juego, apuntó cosas buenas pero no terminó de romper. En una plaza como Madrid necesitas embestidas con más emoción. En Madrid se necesita que transmita por la vía que sea, aunque sea malo. Me dolió no poder redondear mi carrera como novillero con un triunfo. Ya vendrán tardes mejores.

-Pese a su corta carrera, ha hecho cinco paseíllos en Madrid. Uno de ellos sin caballos. ¿Es su plaza?
-No sé si lo es pero desde luego pretendo que lo sea. Es la plaza de mis sueños, donde más me he emocionado. Siempre busco vídeos de faenas en Madrid. Quiero que Madrid me vea como un torero suyo.

-También está anunciada su confirmación en Las Ventas en la próxima Feria de San Isidro con toros de Jandilla con Sebastián Castella y Emilio de Justo. ¿No le parece algo precipitado?
-Entiendo que se pueda pensar eso, pero es la solución para no quedarme parado. Los matadores jóvenes se quedan estancados si toman la alternativa y esperan una confirmación más tarde. Creo que, si pasan cosas importantes esa tarde, lograré situarme donde quiero. Estoy ilusionado y con muchas ganas de ese reencuentro con Madrid.

-¿Qué le ha aportado su etapa como novillero?
-No ha llegado a dos años mi etapa como novillero con picadores pero he tenido una gran evolución. No sólo hablo como torero, también como persona. El compromiso va siendo mayor. Eso ha hecho mella en mi personalidad, ha generado en una confianza en mí mismo. Gracias a la responsabilidad que estoy viviendo y a los carteles en los que me veo anunciado, creo que puedo llegar a lo que aspiro. Antes me faltaba creérmelo y ahora que ya estoy ahí, no quiero bajarme.

-¿Qué es lo más duro que ha vivido en estos años?
-Mi etapa como novillero no creo que haya sido especialmente dura pero se me ha exigido una evolución muy rápida partiendo de la dureza de la profesión. No ha sido fácil pero creo que el toreo tiene que ser así, crecer rápido para entregarte al toro.

“Verme anunciado con esas dos figuras del toreo es un privilegio. Voy a hacer lo posible por estar muchas más tardes con ellas”

-Sin embargo, usted ha padecido percances muy fuertes como la cornada en el campo que le partió la iliaca y le tocó la femoral y una fractura de fémur además de otra cornada que recibió antes de su debut en Madrid.
-Los percances son parte del toreo, de todos ellos he sacado una lectura positiva. Si decidiera empezar otra vez estaría encantado de repetirlo todo, incluso de la dureza vivida.

-Habla con cariño de su pasado, de sus inicios en la Escuela del Batán que luego se trasladó a Las Ventas. ¿Qué le enseñó?
-Muchas cosas que después he aplicado en momentos de mi profesión. Te encuentras compañeros con los que entrenas cada día y con los que se crea una rivalidad sana. Quería estar mejor que ellos en el campo, en los entrenamientos, en las becerradas para conseguir que las novilladas que daba la escuela fueran para mí. Me ha servido para tener ese afán de ser el mejor, ese hambre. La etapa de la escuela ha sido muy importante, la disfruté mucho, pese a los momentos duros de los que hablábamos. Me vino muy bien, me enseñó en pequeña escala cómo es el toreo.

-Para algunos chavales la Escuela es su única fuente, sin embargo usted tuvo otra referencia, la de su tío Fernando Téllez, un gran banderillero. ¿Qué ha significado en su carrera?
-Todo. Gracias a él he tomado decisiones que me han hecho llegar donde estoy ahora. En esta difícil profesión la experiencia es clave. Mi tío me ha aportado muchísimo. Es un referente fundamental. Recuerdo un día de verano que me fui con él a ver a Alberto Lamelas a puerta cerrada. Me impresionó cómo se jugó la vida con dos toros en el campo, ese día decidí de verdad que quería ser torero.

“Entiendo que se pueda pensar que la confirmación es precipitada, pero es la solución para no quedarme parado”

-En su generación destacó Carlos Ochoa, ¿cómo vivió que se retirara repentinamente?
-Teníamos una rivalidad fuerte pero sana. Me sorprendió su decisión. Es muy personal, lo respeto, seguro que fue meditada pero no sería fácil. Es una pena porque creo que Carlos ha tenido condiciones para haber sido importante en esto.

-¿Algún otro compañero de la escuela le ha hecho sacar lo mejor su toreo?
-Debuté al mismo tiempo que Álvaro Seseña. Con él he pasado mucho tiempo, hemos entrenado mucho juntos, compartido tentaderos... Es un torero que me ha hecho apretarme los machos como lo hizo Ochoa. Está a punto de debutar con picadores, cuando lo haga creo que va a dar que hablar.

“Las Ventas es la plaza de mis sueños, donde más me he emocionado. Quiero que Madrid me vea como un torero suyo”

-¿Se siente apoyado por su entorno?
-La verdad es que sí. Desde el principio todo el mundo te recuerda lo duro que es, lo difícil que es ser torero. Todo el mundo te intenta quitar la ilusión pero uno tiene que ser constante. Mi objetivo en es convertirme en figura del toreo y lo voy a poner todo en el asador para llegar a ello por mucho que me digan. Mi familia siempre me ha apoyado.

-Tras salir de la escuela, una persona apostó plenamente por usted: José Antón “Josete”.
-Efectivamente. Gracias a él he podido adquirir un rodaje que de otra forma habría sido imposible. Es mi único apoderado. Josete tiene un acuerdo con Mariano Jiménez para trabajar juntos pero yo me siento apoderado por Josete que es quien guía mi carrera y a quien tengo que agradecer tanto apoyo.