www.aplausos.es

MADRID

El aroma herido de Aguado y la buena corrida de Santiago Domecq en Las Ventas

El sevillano cuaja una faena de oreja pero falla con la espada y resulta herido al entrar a matar; buen debut de la divisa gaditana, que lidia una corrida llena de clase

domingo 16 de junio de 2019, 15:46h

Fotos: JAVIER ARROYO

El octavo cartel de 'No hay billetes' se puso en la Corrida de la Prensa. Asistió la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Victoria Prego. El primer toro de Santiago Domecq, alto y con pecho, tuvo expresión montada de salida y tranco de picado en el capote de Fandi. Dos verónicas tuvieron la suavidad del granadino. Cumplió en el caballo y quitó López Simón por unas arriesgadísimas saltilleras. Replicó Fandi por chicuelinas, se cayó en la cara al ser arrastrado por los cuartos traseros. Habilidosamente se quitó el toro de encima echándole el capote a la cara y levantándose hacia la otra dirección. Remató las chicuelinas con una media de rodillas. Se arrancó alegre en banderillas, tres pares espectaculares de Fandi, y mostró clase en los capotes. Brindó al público el granadino, que empezó de rodillas en los medios la faena. El toro embistió muy en redondo, con mucho ritmo. El poder contado condicionó todo, Fandi no terminó de acoplarse. El toro por el izquierdo embistió con clase superior. Pedía los mueltazos justos por su falta de fuelle. Madrid había visto la calidad del toro. Estocada habilidosa. Leves pitos tras aviso.

El segundo, un burraco de preciosas hechuras que enseñaba las palas, un punto tocado arriba de pitones. Cinqueño. Resultó abanto de salida. Las chicuelinas del saludo de López Simón no ayudaron a que se centrara. Empujó muy bien en el caballo, en el primer encuentro con un solo pitón, en el otro con todo. Empezó a apuntar buena condición en el capote de Yelco Álvarez, que le corrió muy bien hacia atrás. Como defecto, punteaba a veces arriba al final. López Simón brindó a sus compañeros heridos a través del Canal Toros de Movistar +. Empezó la faena con unos banderazos por alto que le sentaron mal provocando su huida. Con inteligencia se fue a los medios el madrileño, que se lo pasó por la espalda sin inmutarse. Después se dio cuenta de que el toro hacía el avión, con mejor embroque que final pero mucho celo. López Simón se la dejó siempre puesta y giró sobre si mismo. Respondió el toro con humillación pero protestaba al tercero. Requirió más sitio. Cuando se asentó, ya sin movilidad, se quedó muy descolocado el torero de Barajas. En el final de la faena se desajustó todo. La humillación del toro mereció otro trato. Con la espada dejó una imagen muy desdibujada. División de opiniones.

El tercer toro de Santiago Domecq fue un punto más bastote que sus hermanos. Embistió un poco con las manos de salida. Madrid esperaba a Pablo Aguado, se hizo el silencio cuando desplegó su capote y brotó la ovación en la suave media del final. Fue un toro suelto, corregido en la lidia por Carretero. Aguado empezó por delante, llevando la embestida desde arriba. Para recordar el pase de la firma tras el cambio de mano por delante. Qué naturalidad. El sevillano apostó por la izquierda pero el toro respondió sacando la cara alta. Los pases de pecho fueron de seda. Por el pitón derecho llegó la reunión, el acople perfecto sin crispación. Pura elegancia del sevillano que aprovechó la nobleza del toro al que le faltó entrega. Otra tanda de mucho sabor, con detalles de torería añeja. Tras coger la espada volvió al pitón izquierdo y buscó el toreo más enroscado. Lo mejor, los ayudados hacia las tablas andando con tanto gusto. El toro cogió a Pablo Aguado entrando a matar, propinándole una cornada de dos trayectorias. Después dejó una estocada en lo alto. Saludó una ovación tras dos avisos.

El sardo cuarto traía buenas hechuras y expresión de noblote. Le faltó celo desde salida. Fandi trató de buscarle las vueltas. Fue el más soso y deslucido por su falta de fuerza, se defendió en el tercio final. Antes Fandi había brillado en banderillas. Silencio.

El quinto, veleto y altote aunque algo falto de remate. Tuvo la virtud de la humillación. López Simón lo recibió por delantales. Se desfondó pronto dentro de su buena condición. López Simón firmó una larguísima faena sin demasiado eco. Estoqueó al segundo intento. Silencio.

Pablo Aguado no pudo salir a estoquear el sexto tras resultar herido en el tercero. Cerró la buena corrida de Santiago Domecq un cuajado colorado de buenas hechuras. Tuvo buen son desde salida pese a que se paró en primera instancia. El Fandi lo toreó despacio con el capote. Manejó el capote con auténtico magisterio: chicuelinas al paso, espaldinas, faroles invertidos en forma de caleserinas. Todo un recital de variedad capotera. Entre tanto, el toro y Manuel Bernal protagonizaron un gran tercio de varas: fue tardo a la hora de arrancarse pero iba con todo, derribó en la segunda entrada. El tercio de banderillas de Fandi fue muy comprometido, especialmente en el segundo y tercer par (de los cuatro que puso). En corto y por dentro llegó a levantar a la afición de sus asientos. El buen toro de Santiago Domecq terminó completamente desfondado, fue un derroche de nobleza en la muleta pero le faltó una chispa de viveza. Fandi lo intentó pero la buena condición se apagó demasiado pronto. No acertó con la espada. Palmas.

Madrid. Domingo 16 de junio de 2019. Corrida de la Prensa. Toros de Santiago Domecq, bien presentados y de buena condición en general. Destacó la primera mitad por su clase. Les faltó fondo a los tres últimos. El Fandi, leves pitos tras aviso, silencio y palmas en el que mató por Pablo Aguado; López Simón, división de opiniones; Pablo Aguado, ovación con saludos tras dos avisos y herido. Entrada: Lleno de "No hay billetes".

PARTE MÉDICO DE PABLO AGUADO: "Herida por asta de toro en 1/3 superior cara anterior muslo derecho con dos trayectorias, una hacia arriba y hacia fuera de 15 cm, y otra hacia atrás de 10 cm que lesiona músculos sartorio, rector anterior y cural. Erosión en región frontal. Es intervenido bajo anestesia general en la enfermería de la plaza de toros. Se traslada a la Clínica Fraternidad Muprespa Habana. Pronóstico grave que le impide continuar la lidia. Firmado por el Dr. Máximo García Leirado".